Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un millar de grovenses "pasan" del cribado, incluso en plena crisis y con 74 positivos

Uno de los cribados realizados entre la población grovense. Iñaki Abella

Tras sumar una treintena de contagios por COVID en solo una semana, O Grove alcanzó ayer la escalofriante cifra de 74 casos positivos, es decir, seis más que el día anterior y diez más que en noviembre pasado, cuando se había alcanzado el pico de la curva en esta localidad arousana.

Pero aún siendo un dato muy preocupante, sobre todo teniendo en cuenta que puede ir en aumento en los próximos días, hay otro que parece más inquietante aún, como es que mil vecinos hayan renunciado a hacerse la prueba PCR.

“Contagiadores andantes”

¿Qué supone esto? Pues que si hay gente enferma que no se somete al cribado, tanto si sabe que lo está como si no, va a seguir contagiando a familiares, vecinos y amigos en próximos díaS, con lo que esto supone de amenaza sanitaria y económica para el conjunto de la sociedad meca.

En ello abunda el alcalde, José Cacabelos, visiblemente contrariado por esa “deserción” masiva y cada día que pasa más preocupado por la evolución de una pandemia que parece amenazar ya a la temporada estival.

Una conductora muestra un justificante de desplazamiento a un agente municipal. Iñaki Abella

Inferior a la media gallega

Hay que decir que había 2.600 ciudadanos de entre 19 y 49 años convocados para realizar la prueba PCR. Y solo acudieron 1.612, es decir, “un preocupantemente bajo porcentaje del 62% que es claramente inferior a la media de los cribados realizados en los demás pueblos de Galicia”, lamenta el regidor.

"Es decepcionante, teniendo en cuenta la difícil situación sanitaria en la que se encuentra nuestro pueblo en la actualidad y que todos debemos arrimar el hombro”

José Cacabelos - Alcalde de O Grove

decoration

Tras aportar este dato y decir que entre los que sí se sometieron al cribado aparecieron (por ahora) seis casos positivos, Cacabelos reconoce que algunos de los citados que no pudieron acudir “no se encuentran en O Grove, e incluso contactaron para intentar cambiar la cita o dársela a otra persona”.

La situación en la comarca

Aunque Vilagarcía registró ayer un importante repunte en el número de casos, no es menos cierto que hay localidades en las que descendieron los contagios, por lo que, a grandes rasgos, puede decirse que la situación en la comarca de O Salnés parece estabilizada.

Excepción hecha, claro está, de los preocupantes datos que se manejan en O Grove, ayer con seis casos más que el día anterior.

Lejos de sus 74 casos están los 25 activos en Vilagarcía, donde ayer se registraron cinco nuevos.

Se vieron compensados con el descenso experimentado en Meis, que se queda en 4; la mitad de los que tenía.

Cambados tiene trece y A Illa, once, tras sumar uno más que el día anterior cada municipio. Vilanova se mantiene en 14 vecinos infectados.

Pero también sabe que son casos puntuales, por eso insiste en que “estamos hablando de mil vecinos que estaban citados para hacer la PCR y no acudieron”.

Diplomáticamente explica que “cada uno tendrá sus razones” y evitar cuestionarlas. Pero no duda en señalar que esa “deserción” es “decepcionante, teniendo en cuenta la difícil situación sanitaria en la que se encuentra nuestro pueblo en la actualidad” y que “todos debemos arrimar el hombro” para salir adelante.

Esto lo lleva a insistir en que O Grove está “en el peor escenario posible; por eso da más pena aún que no se acudiera masivamente a realizar el cribado, puesto que su intención no era otra que identificar asintomáticos, ya que ellos son el principal peligro que estamos teniendo ahora, puesto que están contribuyen a favorecer el aumento de los contagios”.

"Se avecinan tiempos difíciles"

Un incremento que, como el propio alcalde indica, “ha sido terrible en la última semana”, de ahí que pronostique un confinamiento perimetral de la localidad más prolongado en el tiempo de lo que cabría esperar.

“Se avecinan tiempos difíciles en nuestro pueblo, por lo que debemos seguir trabajando juntos para alcanzar esa normalidad que tanto deseamos y que, ahora mismo, tenemos tan lejana”, sentencia el máximo mandatario.

Cribado para adolescentes en 45 farmacias de O Salnés y Ullán

En otro orden de cosas, pero también en relación con la pandemia, decir que un total de 45 farmacias de O Salnés y Ullán van a realizar hoy un cribado para identificar la existencia de COVID en jóvenes de 12 y 17 años.

Se trata de 5 de cambados, una en Catoira, otra en A Illa y una más en Pontecesures. Como ellas, cuatro de O Grove, dos de Meaño y otras tantas de Ribadumia, de Meis y de Valga.

Un cribado en O Grove. Iñaki Abella

Completan la relación Sanxenxo y Vilanova, con seis en cada caso, y Vilagarcía, con trece farmacias.

En el Colegio de Farmacéuticos de Pontevedra explican que “la Consellería de Sanidade ha valorado iniciar un cribado masivo entre esos jóvenes utilizando nuestra infraestructura organizativa, la distribución farmacéutica y las farmacias de la provincia”.

De este modo, son “más de 50.000 los jóvenes que están llamados a participar en el cribado a través de las 388 farmacias adheridas al programa”.

Uno de los controles policiales desplegados ayer. Iñaki Abella

Ciudadanos de Vigo, Ferrol, Sanxenxo y otros puntos de Galicia empeñados en saltarse el cierre perimetral

Al tiempo que saltaba la noticia sobre los cribados para adolescentes y el "pasotismo" de un millar de ciudadanos que estaban convocados para hacer la PCR en O Grove, salían a relucir nuevos datos sobre los controles de carretera efectuados por las fuerzas de seguridad en la península meca.

Puede decirse que hay ciudadanos de Vigo, Ferrol, A Coruña, Sanxenxo, Santiago y otros puntos de Galicia –la mayoría de los interceptados por la Policía Local de O Grove– que siguen empeñados en acceder a la localidad meca saltándose su cierre perimetral.

Un control en la calle Luis A. Mestre, ayer. Iñaki Abella

Algunos tienen que volver sobre sus pasos y otros que consiguen entrar acaban siendo multados, de ahí que los agentes municipales tramitaran ayer 21 sanciones por incumplimiento del confinamiento al que está sometida la localidad grovense, nueve más que el sábado.

Siguen sin saber a quién pertenece "La Toja"

Llama poderosamente la atención que siguen apareciendo visitantes que dicen al ser parados por la policía que se dirigen a la isla de “La Toja” y que lo hace convencidos de que no pertenece al Ayuntamiento de O Grove.

Aunque hablando de supuestos problemas con la geografía, lo que roza ya lo esperpéntico es el caso de un ciudadano de Dena, en el ayuntamiento vecino de Meaño, que al ser sorprendido por los agentes en la parroquia de San Vicente les espetó que aquel lugar tampoco era O Grove.

Son algunas de las sorpresas o “disculpas de mal pagador” con las que se encuentra la policía, que ayer no solo realizó controles de carretera en la entrada a la villa, sino también en calles del centro urbano y del rural, así como en panaderías y supermercados.

Un control de la Guardia Civil en A Lanzada, ayer. Iñaki Abella

La conclusión es que todavía quedan personas que se toman el COVID y las restricciones como un juego, por lo que quieren moverse libremente y entrar y salir de O Grove sin tener en cuenta el riesgo para ellas mismas y el conjunto de la población.

La Guardia Civil también estableció ayer importantes controles, en este caso en A Lanzada.

Compartir el artículo

stats