Con la belleza de la lluvia sobre las camelias que rodean el pazo de Quinteiro da Cruz, en Ribadumia, la Asociación de Víctimas del Terrorismo por la Paz (Vitepaz) entregó ayer la Cruz de la Lealtad a las Víctimas, un reconocimiento que recayó en la subdelegada del Gobierno, Maica Larriba; los alcaldes de Vilagarcía y Cambados, Alberto Varela y Fátima Abal; la secretaria del municipio vilagarciano, Rosa Losada; el propietario del pazo Quinteiro da Cruz, Pedro Piñeiro; y el representante de la asociación en Galicia, Javier Porras, a quien el colectivo agradece su esfuerzo por dar a conocer la asociación y su implicación con las víctimas del terrorismo en Galicia.

La elección de las personas reconocidas no fue mera casualidad. Todas ellas han destacado por su colaboración con la entidad, especialmente los alcaldes que han ofrecido sus municipios para que las familias de las víctimas del terrorismo puedan celebrar sus jornadas de convivencia el próximo verano.

Un momento del acto celebrado en Quinteiro da Cruz. Iñaki Abella

Esa es una posibilidad que se encuentra encima de la mesa y que la asociación, reconocía ayer Alfonso Sánchez, presidente de la misma, está valorando por “ser Galicia una tierra solidaria, muy acogedora, que siempre se ha preocupado por nosotros y es una tierra de sentimientos” que, además, ha sufrido en sus carnes la lacra del terrorismo, ya que en ella residen 360 víctimas directas, seis de ellas en Vilagarcía.

“Un grupo de familiares de toda España estarán, muy probablemente, un fin de semana del próximo verano y podrán visitar Cambados en una convivencia que supone un importante respiro psicológico para todos ellos”, explicaba Sánchez.

Maica Larriba recibe la medalla de la asociación Iñaki Abella

El acto se celebró prácticamente en la intimidad, con una quincena de participantes debido a la estricta normativa sanitaria a causa del coronavirus. De no haber sido por ello, muchos integrantes de Vitepaz se habrían acercado hasta los espectaculares jardines de Quinteiro da Cruz.

La intención era que estos reconocimientos se entregasen rodeados de camelios, pero la lluvia lo impidió, recurriendo a un salón con vistas a los jardines. El gaiteiro pontevedrés Óscar Ibáñez, fue el encargado de dar inicio al acto, entonando el himno del antiguo Reino de Galicia en una imagen que volverá a repetirse en la próxima reunión del Eixo Atlántico en Braga, tal y como reseñó Piñeiro durante su intervención.

El gaiteiro Óscar Ibáñez interpretó el himno del antiguo Reino de Galicia Iñaki Abella

Alfonso Sánchez, presidente de la entidad, fue el encargado de presidir el acto, explicando que el colectivo está formado por un grupo de familias que han sufrido en sus propias carnes los efectos devastadores del terrorismo, fundamentalmente, el de ETA.

En esa labor cuentan con la colaboración del gobierno vasco y con las medallas tratan de reconocer la tarea que personas individuales, colectivos e instituciones hacen en favor de las víctimas de esta lacra, frente a situaciones que “todavía se viven en el Euskadi más profundo, donde todavía existen roces sociales, problemas en pequeños pueblos donde están muy asentados los herederos de ETA”.

Vitepaz es uno más de los numerosos colectivos que integran la Fundación Víctimas del Terrorismo, “todos con el mismo objetivo y fondo, mantener viva su memoria en la sociedad para que no se vuelva a repetir”.

Alfonso Sánchez, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo por la Paz, Iñaki Abella

El presidente de la entidad no dudó en reclamar lealtad para las víctimas que representa, una lealtad que no siempre se han encontrado desde el bando que debería defenderlas, ya que “muchas veces, hemos sido utilizados por cuestiones políticas”. Afortunadamente, continúa, “en las instituciones reina la sensatez y están ayudando a las víctimas con gestos para que nunca vuelvan a pasar”.

Uno de los momentos más emotivos del acto fue cuando se entregó la distinción a Antonio Javier Porras, Policía Local de Vilagarcía herido en un atentado cometido por el Exército Guerrilleiro do Pobo Galego Ceibe en los años 90, cuando acudió a la zona. Porras recogió visiblemente emocionado el reconocimiento y recordó a muchas personas que no podían estar en un acto como el de ayer por causa del coronavirus, entre ellos, el almirante Francisco Rapallo, fallecido a causa del COVID-19 y con el que le unía una gran relación.

Vitepaz organizará en verano una convivencia de familiares para compartir un tiempo de descanso

También aprovechó para agradecer al alcalde de Vilagarcía su presencia, asegurando que “me jubilé, pero no me fui del Ayuntamiento, quedo a tus órdenes”. Sánchez destacó la implicación de Porras en el funcionamiento de la asociación:“Es el alma de la misma en Galicia, el que se reúne con las instituciones y haciendo un gran trabajo de apoyo a otras víctimas”.

Maica Larriba: "Las víctimas tienen que estar siempre en nuestra memoria"

La subdelegada del Gobierno en Pontevedra fue una de las distinguidas por Vitepaz, una distinción que agradeció enormemente, defendiendo que “las víctimas tienen que estar siempre en nuestra memoria; el enorme sacrificio que han hecho nunca será lo suficientemente recompensado”. Larriba insistió en que “nuestro país tiene una deuda enorme con todos ellos por enfrentarse al terrorismo, una lacra que trata de imponer sus modelos totalitarios”. La subdelegada recordó la Ley de Reconocimiento Integral de las Víctimas del Terrorismo, aprobada por Zapatero en 2011 y aseguró que “la dignidad de una sociedad se mide por el apoyo que presta a las víctimas del terrorismo”.

Fátima Abal: "Estoy emocionada por este reconocimiento"

La alcaldesa de Cambados, Fátima Abal, fue otra de las personas que Vitepaz decidió reconocer por su colaboración con la entidad que preside Alfonso Sánchez. Las regidora cambadesa reconoció sentirse muy “emocionada por este reconocimiento, una distinción que nos llena de orgullo a todos los cambadeses”. Fátima Abal espera que, el próximo verano, las familias que integran el colectivo Vitepaz se acerquen a la villa del albariño para conocerla y puedan encontrar en ella esa “tranquilidad y apoyo que tanto necesitan las personas que han sido víctimas del terrorismo”. La regidora insiste en que “tienen las puertas de nuestro municipio abiertas de par en par”.

Alberto Varela: "Por aquellos que pusieron en riesgo su vida"

El alcalde de Vilagarcía de Arousa, Alberto Varela, reconoció el orgullo que sentía por recoger este reconocimiento. Lo hizo “con toda la humildad del mundo, porque lo hago en nombre de todos los trabajadores municipales que, con vocación de servicio público, pusieron en riesgo sus vidas por salvar a otros”. El regidor tuvo palabras de aprecio hacia Javier Porras, el representante de Vitepaz en Galicia, jubilado de la Policía Local de Vilagarcía, cuerpo al que pertenecía cuando fue víctima del atentado que el Exército Guerrileiro do Pobo Galego Ceibe cometió en los años noventa en las inmediaciones de la plaza de Galicia