Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Grove, los peores datos de todo el estado de alarma

Muchos grovenses se han desplazado ya a Pontevedra para la vacunación.

Muchos grovenses se han desplazado ya a Pontevedra para la vacunación. Gustavo Santos

Como se avanzaba ayer en la edición digital de FARO, la pandemia se está cebando con O Grove, que no hace mucho tiempo era un pueblo “libre de COVID”. Los datos oficiales conocidos a lo largo de la jornada hablaban ya de 68 casos activos, es decir, el récord absoluto desde que el coronavirus empezó a causar estragos a nivel mundial.

Eran ocho contagiados más que el viernes, tal y como confirmaba el alcalde, José Cacabelos. Y cuatro más que los que se alcanzaron en noviembre pasado, cuando la dichosa curva marcó su pico en esta localidad arousana.

Ahora no solo está subiendo de nuevo, sino que parece desbocada y sin frenos, por lo que no se descarta que los contagios sigan en aumento y que se amplíen en el tiempo las restricciones extremas que ya están en vigor en esta península, convertida ahora en una auténtica isla, debido al cierre perimetral.

El desánimo entre la población es evidente. Y cada día que pasa se nota más, hasta el punto de que ya casi todos los consultados dan por “perdido” el mes en curso y parte de mayo.

El resultado de los cribados

También el alcalde, que ayer confirmaba que los primeros resultados conocidos de los cribados realizados a lo largo de la semana arrojaban siete positivos.

Cinco de ellos en los centros educativos –donde hay un total de 17 casos positivos registrados–, y más concretamente en el IES As Bizocas, con 2 casos en estos cribados, y en el colegio de ese mismo lugar, el Valle Inclán y el IES Monte da Vila.

Los otros dos contagios corresponden a la población de 19 a 49 años que se ha sometido a cribados en la localidad.

Había 2.600 personas convocadas para ello y esos dos positivos surgieron tras analizar las 863 primeras pruebas, por lo que pueden surgir más en cuanto se conozca el resultado de todas.

Así lo atestigua el primer edil, quien destaca el alto grado de participación en los cribados de los centros de enseñanza.

Fue del 85% en el IES Monte da Vila, de un 99% en el colegio Conmeniño, superó el 96% en el colegio y el IES Bizocas, se situó en un 93% en el Valle Inclán y alcanzó el 100% en el colegio Rosalía de Castro.

La evolución en Vilagarcía

Al analizar la evolución de la pandemia en la comarca puede decirse que sigue siendo positiva en Vilagarcía, donde continúa a la baja. El número de positivos era ayer de 20; uno menos que en la jornada anterior. También es de destacar el comportamiento del plan de vacunaciones, que este fin de semana sigue aplicándose a pleno rendimiento en el recinto ferial de Fexdega.

Vilagarcía mantiene una tendencia a la baja en la pandemia

A este respecto, cabe recordar que después de la aplicación inicial de AstraZeneca a arousanos de 60 a 65 años, el jueves se cambió de suero y los enfermeros comenzaron a inocular Pfizer, en este caso al colectivo de entre 75 y 79 años.

Esto ha contribuido a que el ritmo de vacunación mejorara. Tanto es así que se pasó de una estimación inicial de 600 pacientes diarios a cerca de 900.

Una joven enfermera vacunando a un arousano de avanzada edad, ayer. Iñaki Abella

Otras localidades

En cuanto a las demás localidades, puede decirse que en Cambados se mantenían ayer doce casos activos, mientras que en Vilanova eran catorce las personas infectadas y el Concello de Meis se mantenía en ocho.

Cabe añadir que el Sergas tiene previsto realizar un cribado a la población de entre 40 y 64 años de edad residente en A Illa de Arousa, que se mantiene en el nivel alto, es decir, con el acceso prohibido al interior de los locales hosteleros y aforo del 50% en las terrazas.

Las disculpas del día: “Yo voy a La Toja, no a Grove” o “fui a por patatas a Vilalonga”

La Policía Local de O Grove realizaba ayer nuevos controles de carretera para velar por el cumplimiento del cierre perimetral de la localidad, donde el número de contagios sigue en aumento y es ya de 68.

Uno de los controles de la Policía Local de O Grove, ayer. FdV

Y en esos operativos los agentes se encontraron con un “sorprendente” y “llamativo” grado de incumplimiento de las normas establecidas, tal y como explicaba el jefe del cuerpo, Francisco Candal.

“Estamos detectando un porcentaje muy alto de infracciones y estamos imponiendo más sanciones que en otros momentos de cierre perimetral, lo cual no deja de ser sorprendente”

Francisco Candal - Jefe de la Policía Local de O Grove

decoration

Prueba de ello era la llegada de turistas que intentaban acceder al municipio, a pesar de estar cerrado, y de vecinos que salían del mismo para realizar la compra en el Concello de Sanxenxo, como si en el suyo no hubiera tiendas.

En relación con esto, cabe decir que los agentes municipales situaron uno de sus controles en el barrio de Ardia y en solo una hora detectaron nada menos que diez infracciones, es decir, que identificaron a diez personas por pretender entrar de manera irregular en el municipio.

Tal y como explicaba el jefe de la policía, dos eran ciudadanos de O Grove que habían salido del Concello “para comprar patatas” e “ir al supermercado” en el municipio vecino de Sanxenxo.

El control de la policía en Ardia, ayer. FdV

Los otros ocho identificados y propuestos para sanción eran turistas, y más concretamente, ciudadanos de diferentes regiones españolas que decían estar en su derecho de circular por la carretera de entrada al casco urbano de O Grove porque, según explicaron a los agentes, se dirigían a “La Toja”. Se referían, lógicamente, a la isla grovense de A Toxa.

Y al parecer, esas personas creían que este territorio insular “no pertenece” a esta localidad arousana, de ahí que, sorprendente y erróneamente, insistieran en llegar hasta “La Toja” porque “no está cerrada perimetralmente”.

La Policía Local en A Toxa. FdV

El jefe de la Policía Local de O Grove no ocultaba su sorpresa con estas explicaciones. Y tampoco con el hecho de que parezcan detectarse ahora más incumplimientos que en cualquier otro momento del estado de alarma.

“Estamos detectando un porcentaje muy alto de infracciones y estamos imponiendo más sanciones que en otros momentos de cierre perimetral, lo cual no deja de ser sorprendente”, reflexionaba Francisco Candal.

Compartir el artículo

stats