DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sancionadas un total de 23 autocaravanas por incumplir normas de estacionamiento

Autocaravanas en la zona de O Bao de A Illa.

Autocaravanas en la zona de O Bao de A Illa. Noé Parga

Un total de 23 sanciones cursó el Concello de A Illa el pasado fin de semana contra autocaravanas mal estacionadas, 21 de ellas en el parking de O Bao mientras otras dos se encontraban encima de una duna próxima a esa zona.

Las sanciones, que ascienden a 200 euros, se deben a no respetar la señal de limitación relativa a la clase de vehículo para la cual está reservado el estacionamiento en ese lugar.

Al igual que en otros períodos vacacionales, A Illa se llenó el pasado fin de semana de autocaravanas que, en la zona de O Bao no solo ocuparon espacios de estacionamiento delimitados para otro tipo de vehículos, sino que algunas de ellas también incumplieron las restricciones dictaminadas por las autoridades sanitarias, como reunirse sin mascarilla personas no convivientes y no respetar la distancia social.

Una foto de varios autocaravanistas compartiendo espacio en O Bao como si no hubiese pandemia y fuese una Semana Santa más de la que disfrutar con los amigos, se hizo viral en A Illa y ha causado una gran indignación entre los vecinos de un municipio que llegó a tener 105 positivos y ha registrado tres fallecimientos por COVID-19. Es más, en los últimos días, la cifra de positivos ha vuelto a dispararse y se encuentra en pleno crecimiento.

Con estas multas, el Concello de A Illa trata de evitar las situaciones que se han vivido en el municipio desde que comenzó la pandemia y en las que las autocaravanas han sido tristemente protagonistas.

Durante el pasado verano, A Illa se lleno de este tipo de vehículos. Un buen número de ellos, cumplieron estrictamente las normas, estacionando en los lugares habilitados en el parking de O Bao o utilizando los establecimientos autorizados para acogerlas y donde podían cambiar las aguas grises o negras y acampar en caso de optar por esa opción.

Sin embargo, otro grupo de ellas decidió aprovechar la libertad de movimiento que ofrecen este tipo de vehículos para estacionar en espacios dunares, provocando graves daños a estas zonas naturales.

Compartir el artículo

stats