Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El padre que perdió la custodia de su hijo por dejarle jugar demasiado al "Fortnite" recurre en el Supremo

El fallo publicado por FARO DE VIGO el año pasado en el que la Audiencia de Pontevedra retiraba la custodia compartida a un padre por ser “demasiado permisivo” con su hijo se dirimirá en el Tribunal Supremo (TS), puesto que el progenitor ha presentado recurso de casación ante el alto tribunal.

Una de las normas que la madre aplica en casa con su hijo adolescente es que entre semana no se toca la consola. El padre, sin embargo, permitía al chaval jugar al “Fortnite” siempre que lo tenía con él y llegó a abrirle sendas cuentas de Instagram y Youtube, sin consultarlo con su antigua pareja.

La sección primera de la Audiencia de Pontevedra dictó así en 2020 una sentencia jurídicamente relevante para el Derecho de Familia, ya que cuestiona el principio jurisprudencial establecido por el Tribunal Supremo en 2015, según el cual la custodia compartida debe ser siempre el punto de partida a la hora de establecer la guarda de los hijos de padres separados.

Dolores Salgueiro, abogada de la madre, solicitó en 2019 que se modificasen las medidas de custodia, al ver la progenitora con preocupación como empeoraba el rendimiento académico de su hijo. Además, el niño empezó a mostrar señales de adicción a los videojuegos y tendencia a aislarse.

Compartir el artículo

stats