Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Civil interviene ante el masivo número de visitantes en Armenteira

Las personas que ayer acudieron a Armenteira se contaron por centenares. | // NOÉ PARGA

La Guardia Civil, en uno de los pasos por la zona monumental. | // N.P.

Armenteira se convirtió ayer en punto de encuentro para muchas personas. Todo ello en un número mucho mayor del que se debería en las actuales condiciones sanitarias. La decisión de suspender todos los oficios religiosos previstos en el día que se venera a la Virgen de As Cabezas tuvo un efecto disuasorio en lo que a una concentración superior se refiere, si bien ello no evitó que fueran muchas las personas que se acercaron a la parroquia de Meis para disfrutar de su tiempo libre.

Incluso la Guardia Civil tuvo que intervenir y controlar las acumulaciones de personas en un número muchísimo mayor a lo habitual. Desde aquellos que subieron caminando hasta el monasterio o pasando por otras muchas personas que subieron en bicicleta, lo cierto es que la concentración de personas fue en aumento a lo largo del día.

El entorno de la zona fue un constante ir y venir de personas durante todo el día. Noé Parga

Algunos vecinos consultados reconocían que la situación se había “desbordado”, confirmándose que la no celebración de los oficios religiosos no era una medida suficiente como para evitar que muchas personas decidiesen subir a Armenteira para realizar su particular romería de As Cabezas.

Incluso se registró el paso de varios peregrinos por el templo y de varias personas que quisieron acudir a visitar la iglesia aunque no pudiesen acceder al interior al encontrarse cerrado. También los bares próximos registraron una importante afluencia de personas, aunque respetando en todo caso las restricciones con muchos clientes esperando mesa en los aledaños.

Animados por el buen tiempo también se registró un importante tráfico de personas que realizaron la tradicional Ruta da Pedra e da Auga. Un hecho que se vio alimentado también pr la condición de día festivo en muchos ayuntamientos próximos así como el que no fuese día lectivo, lo que multiplicó la presencia de jóvenes que ayer tuvo Armenteira como destino para pasar una gran parte de su día libre.

A todo ello hay que añadir que el año pasado, las fechas de la tradicional romería coincidieron con los días de pleno confinamiento, lo que hizo que la posibilidad de subir este año al lugar se convirtiese en una posibilidad que muchas personas han tenido en cuenta al no haberse puesto ningún tipo de prohibición ni límite al paso por el lugar, más allá de la responsabilidad individual.

Por centenares se podían contar en el día de ayer las personas que pasaron unas horas en el entorno del monasterio de Armenteira

decoration

Incluso, algunas de las quejas de los habituales del lugar se centraban en que no se habían cortado los accesos al monasterio lo que aumentó el que muchos se animasen a no faltar a la tradición de la excursión hasta producirse una situación de “desbordamiento” durante varias horas.

Por centenares se podían contar en el día de ayer las personas que pasaron unas horas en el entorno del monasterio de Armenteira e incluso los hubo, los más responsables, que prefirieron abandonar el lugar nada más llegar a tenor de la poco recomendable concentración de visitantes que allí se encontraron.

La presencia de la Guardia Civil, que veló por evitar aglomeraciones, ejerció de cierto efecto disuasorio teniendo que aplicar incluso sanciones para ello.

Compartir el artículo

stats