DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una pareja de Ribadeo con dos niños, entre los siete heridos de la vía rápida de Cambados

El estado en el que quedaron los tres vehículos obligó a cortar el tráfico en la VG-4.3

El estado en el que quedaron los tres vehículos obligó a cortar el tráfico en la VG-4.3

Siete heridos, dos de ellos muy graves, tres coches destrozados y una carretera cortada durante más de tres horas. Esos son los principales trazos de un brutal accidente que se registró ayer en el kilómetro 0+100 de la VG-4.3, el vial que une Cambados con Vilagarcía.

El siniestro ocurrió sobre las 12.20 horas, cuando un BMW X4, en el que viajaba un joven de 18 años y un Nissan Micra, ocupado por una abuela y su nieta, impactaron lateralmente por razones que está investigando el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra. Posteriormente, el BMW, que en el primer impacto perdió una rueda, se estrellaba de manera frontal contra un Mercedes GLS en el que viajaban una pareja de Ribadeo y dos menores.

El choque fue brutal y ambos vehículos quedaron destrozados en medio de la carretera, obligando a alguno de los coches que circulaban detrás a esquivarlos.

Los bomberos contemplan el estado en el que acabaron dos de los vehículos implicados en el accidente. | // IÑAKI ABELLA

Los testigos del siniestro fueron los que alertaron al 112 que movilizó a todos los servicios de emergencias disponibles. En el lugar del siniestro se personaron Bombeiros do Salnés, Emerxencias Cambados, Guardia Civil de Tráfico y de Cambados y varias ambulancias, entre ellas la de Protección Civil de Vilagarcía. Los bombeiros tuvieron que excarcelar al conductor y a uno de los menores que viajaban en el Mercedes, ya que se encontraban atrapados en el interior.

Estado de los heridos

La herida más grave es la acompañante del Mercedes, una vecina de Ribadeo que responde a las iniciales E.X.C., de 31 años de edad, y que fue trasladada al Hospital Montecelo. Permanece en la UCI a la espera de evolución, aunque su situación es muy grave.

Otro herido de consideración es el conductor del Mercedes, un hombre de 53 años y también vecino de Ribadeo que responde a las iniciales M.A.D.L. Fue evacuado al Hospital de O Salnés junto a los dos menores, de 10 y 5 años, aunque estos habían sufrido heridas de carácter leve.

Un joven de Meaño

El conductor del BMW, un vecino de Meaño de tan solo 18 años, M.M.A., fue evacuado por una ambulancia al Quironsalud de Pontevedra. A ese mismo centro sanitario también fueron trasladadas las dos ocupantes del Nissan Micra, G.L.R., de 37 años de edad, y su abuela M.I.G.C., de 80.

Los tres permanecen bajo observación aunque sus heridas son de carácter leve.

Durante los trabajos de excarcelación y retirada de los vehículos, el tráfico fue desviado por carretaras secundarias y por el casco urbano de Cambados, una circunstancia que acabaría provocando retenciones y colapsando la circulación en la villa del albariño.

Tramo peligroso

El primer kilómetro de la VG-4.3 se ha convertido en un punto negro de la red viaria de la comarca de O Salnés. No en vano, en ese punto ya se han registrado varios accidentes de carácter grave, alguno de ellos con víctimas mortales. El último de cierta entidad ocurrió unos centenares de metros más adelante el pasado 10 de diciembre y, al igual que en el de ayer, también se habían visto implicados tres vehículos, con cinco heridos de consideración y con los Bombeiros excarcelando a varios atrapados.

La carretera estuvo cortada más de tres horas


La Guardia Civil de Tráfico tuvo que establecer desvíos alternativos en los kilómetros 0 y 1 de la VG-4.3 que enlaza las localidades de Cambados con Vilagarcía con lo que se registraron importantes trastornos en la circulación por la comarca de O Salnés pues resultaron afectados conductores que procedían también de localidadescomo A Illa o Vilanova de Arousa. El corte de circulación, pues los coches invadían la práctica totalidad de la calzada, se prolongó durante casi tres horas pues además de la atención a los heridos se requirió la presencia de grúas para la retirada de los mismos, casi a las tres de la tarde. La circulación se vio especialmente afectada en la entrada hacia el centro urbano de Cambados, desde la glorieta de la vía rápida, en donde se formó una larga caravana de coches que tenían que esquivar el lugar del siniestro.

Tráfico acudió de inmediato desde un control COVID


La Guardia Civil de Tráfico se presentó casi al instante en el punto del accidente de tráfico debido a que varias patrullas se encontraban en las proximidades al participar en un control de seguridad por el COVID. A mediodía se instaló en la Autovía de O Salnés, a la altura de la estación de servicio de Meis, un complejo dispositivo de seguridad en el que participaron una decena de patrullas. Los agentes habían cerrado con conos un carril de circulación para proceder a la identificación aleatoria de conductores que a esa hora se dirigían en dirección a la costa, sobre todo a Sanxenxo y O Grove. Pocos minutos después recibieron la llamada de auxilio por el accidente y se desmontó el operativo policial del Jueves Santo. La autovía registraba una importante densidad de tráfico pese a ser festivo.

Compartir el artículo

stats