Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los polígonos industriales arousanos sortean la crisis

Beatriz Sestayo, la gerente de SEA, en su despacho. FdV

Los polígonos industriales de Arousa gestionados por Suelo Empresarial del Atlántico (SEA), no solo han podido sortear de forma airosa la crisis económica generada con la pandemia por coronavirus, sino que, desde la declaración del estado de alarma, han cosechado los mejores resultados de su historia.

Baste como ejemplo que, “pese a la complejidad de la situación, en los polígonos de Rianxo y Vilanova se han vendido durante el estado de alarma cerca de 100.000 metros cuadrados de superficie” para la implantación de empresas como Conservas Cerqueira –con sede en Vigo– y alguna más.

800 puestos de trabajo

Así las cosas, “en caso de cumplirse las previsiones se crearán cerca de 800 puestos de empleo en la zona”.

“Pese a la complejidad de la situación, en los polígonos de Rianxo y Vilanova se han vendido durante el estado de alarma cerca de 100.000 metros cuadrados de superficie"

Beatriz Sestayo - Gerente de SEA

decoration

Así lo confirma Beatriz Sestayo, la gerente de dicha entidad –dependiente mayoritariamente del Ministerio de Transportes– cuando se le pregunta por la situación actual y la proyección de los parques empresariales que gestiona, como son los dos citados y los de Catoira y A Pobra do Caramiñal.

El parque empresarial de A Pobra. SEA

A Pobra do Caramiñal

Al analizarlos uno a uno, Sestayo destaca que el de A Pobra, en Arousa Norte (Barbanza) “es desde hace años el más pujante”. Acoge más de 40 empresas y el año pasado agotó el terreno disponible en su ampliación, con su venta por casi un millón de euros a la empresa Suflenorsa.

Una vez encauzada la generación de empleo y el desarrollo económico en el área de influencia del parque pobrense, “los esfuerzos de SEA se centraron en impulsar polígonos estratégicos que, sin embargo, estaban prácticamente paralizados desde hacía años, como eran los de Rianxo y Vilanova”.

Lo logró, en ambos casos, gracias al buen comportamiento de la industria conservera y del frío industrial, sin perder de vista un mecanismo tan ventajoso como el de “derecho de superficie”.

El polígono de Baión (Vilanova) FdV

Vilanova de Arousa

El equipo de Beatriz Sestayo aclara, fruto de todo ello, pronto se interesó por el polígono de Vilanova de Arousa la firma Vinova Group, vinculada a Congelados Cíes, que se hizo con cinco parcelas que suman 19.229 metros cuadrados.

De este modo puso en marcha un proyecto centrado en el sector de los congelados “que podría llegar a dar empleo a un centenar de personas”, destaca SEA.

"Rianxo ha pasado de apenas un 15% de ocupación de sus parcelas a cerca del 70%"

Beatriz Sestayo - Gerente de SEA

decoration

Abundando en ello, detalla que “la operación cerrada refleja el interés que despierta en las empresas el ‘derecho de superficie’, ya que las cinco parcelas fueron adquiridas con esta fórmula que permite a la compañía comenzar su actividad sin hacer frente al desembolso de la compra del suelo”.

Tras esta importante operación llegó la planteada por la empresa pública Sogama, en este caso con siete parcelas que sumaban una superficie de 19.585 metros cuadrados y adquirió por importe de 1,5 millones de euros.

Crecimiento y dinamización económica

Beatriz Sestayo, la gerente de Suelo Empresarial del Atlántico (SEA) desde 2019, es para muchos la gran artífice de la evolución experimentada en los parques empresariales que gestiona esta entidad.

Se ha hecho notar de manera especial en los arousanos, donde se siguen brindando oportunidades de implantación y expansión a las diferentes industrias. Sobre todo a aquellas que, en plena crisis económica y sanitaria, han sabido buscar “una oportunidad de crecimiento” y han generado, o van camino de hacerlo, una importante “dinamización socioeconómica”.

Sestayo se muestra convencida de ello, y además considera que los últimos acuerdos tomados en el seno de SEA, relativos a operaciones cerradas en polígonos como los de Rianxo y Baión (Vilanova), así lo dejan patente.

Beatriz Sestayo confirma que el impulso al polígono de Vilanova se ha completado con la venta certificada en el último consejo de administración de SEA, que como avanzó FARO ese mismo día corresponde a una superficie de 2.715 metros cuadrados.

El parque empresarial rianxeiro. SEA

También se decía, y Sestayo abundaba ayer en ello, que esos avances se hicieron extensivos al polígono de Rianxo, “que ha pasado de apenas un 15% de ocupación de sus parcelas a cerca del 70%”.

Cabe recordar que “uno de los pilares fundamentales de este resurgir, que se traducirá en la creación de, al menos, 400 puestos de empleo, es el proyecto de Conservas Cerqueira, titular de la firma Pay Pay”.

Se ubicará en Rianxo ocupando las cinco parcelas que adquirió el año pasado, de 24.896 metros cuadrados totales, y las dos que compró hace días, con otros 11.548 metros más.

Mar da Pobra

Muy cerca se situará Mar da Pobra, “una compañía que apostará por conservas artesanales y envasados ecológicos que prevé crear otros 20 empleos tras adquirir un terreno de 1.152 metros cuadrados”.

El montaje de una nueva industria en el polígono de Abalo (Catoira). FdV

Catoira

En cuanto al polígono de Abalo (Catoira), “los avances han sido menores, pero confiamos en el revulsivo que supondrá la oferta de parcelas en ‘derecho de superficie’ –proclaman en SEA–, ya que se ofrecen como un único lote las parcelas 23 y 24, que suman 3.257 metros cuadrados, y, de forma individual, las número 25, 26 y 27, de 1.332, 2.059 y 5.146 metros cuadrados, respectivamente”.

Una visita de Sestayo al polígono de Catoira. SEA

El precio en los dos primeros años es de 3.811 euros anuales para las ofertadas en un solo lote y de 1.559 para la número 25 (129 euros al mes), de 2.410 para la 26 y de 6.021, para la parcela 27.

Pagar 100 euros al mes por las parcelas es una de las ventajas

Recién aterrizada en el cargo, la gerente de SEA se propuso revitalizar polígonos como el de Baión (Vilanova) y el de Té (Rianxo).

Lo consiguió apostando por una gestión directa, la interlocución permanente con las empresas y la colaboración institucional.

Pero también impulsando medidas como el “derecho de superficie”, es decir, “un sistema similar al alquiler con opción de compra, aunque con mayores ventajas para el adjudicatario”.

Esto, explica Sestayo, “permite a las empresas comenzar su actividad pagando apenas cien euros al mes por las parcelas, y el dinero abonado se reduce parcialmente en el caso de que decidan adquirirlas”.

Transcurridos cinco años, los adjudicatarios pueden optar por continuar en este sistema, durante tres décadas, o bien adquirir la parcela, con un precio del que se descontaría parcialmente la cantidad abonada.

El polígono de Vilanova. Iñaki Abella

Al hablar de Catoira, Beatriz Sestayo hace hincapié en que, apenas tres meses antes de la declaración de pandemia, en Catoira se firmó “una importante venta con la empresa Meycatec”, cuyas instalaciones “están a punto de concluirse y podrán dar empleo a cerca de veinte personas”.

Es una compañía “dedicada a mecanizados y calderería que adquirió una parcela de 2.133 metros cuadrados”

La conserveras, garantía frente a la convulsión económica


En SEA consideran que la aparición en escena de una pandemia global como la del COVID “generó una convulsión económica en los mercados internacionales” que sigue latente y cuyas consecuencias “aún no han sido calibradas en toda su magnitud”.

Sin embargo, sectores como el conservero han sabido enfrentarse a este duro momento. Junto a la logística, el frío industrial o incluso la administración pública, el sector de la transformación de pescados y mariscos ha tirado del carro en Galicia y, particularmente, en los polígonos de la ría de Arousa gestionados por SEA.

Las nuevas tecnologías y el medio ambiente

Una vez repasada la situación de los polígonos arousanos que gestiona desde SEA, Beatriz Sestayo destaca la capacidad de adaptación y evolución de las empresas, al tiempo que resalta el papel “fundamental” desplegado por “las instituciones públicas”, implicadas también en “buscar crecimiento en tiempos tan complejos como los actuales”.

Actividad en el polígono rianxeiro.

Actividad en el polígono rianxeiro. M.M.

Ahora, sentencia, solo cabe pensar en el futuro, para lo cual se dispone a apostar por una actualización de los parques “en cuestiones clave para el desarrollo en el siglo XXI, tales como la implementación de las nuevas tecnologías y la defensa de los valores medioambientales”.

Trece parques en tres provincias con más de 4 millones de metros cuadrados.

Suelo Empresarial del Atlántico Suelo Empresarial del Atlántico (SEA) es una sociedad participada en un 83,44% por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que gestiona trece parques empresariales en Galicia, los cuales suman más de 4 millones de metros cuadrados.

La entidad, con Beatriz Sestayo como gerente y que tiene un 15,91% en manos de la Xunta de Galicia, perteneciendo el 1,65% restante a Abanca, fue creada con el objetivo de desarrollar y comercializar parques empresariales en Galicia.

Eso es lo que hace con los de Vilanova de Arousa y Catoira, en la provincia de Pontevedra, los coruñeses de Malpica, Vimianzo, Cee, A Laracha, A Pobra do Caramiñal, Muros y Rianxo, y, ya en la provincia de Lugo, con los de Monforte de Lemos, Mondoñedo, Chantada y Rábade.  


Compartir el artículo

stats