Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UPTA propone que el Gobierno de España ponga la música

Eduardo Abad Sabarís, presidente de UPTA.

La Unión de Profesionales Trabajadores Autónomos (UPTA) considera “un abuso” que en tiempos de pandemia se cobre a los pequeños hosteleros, restauradores y locales de ocio nocturno por la reproducción de música en sus locales. Al menos en el caso de aquellos que peor lo estén pasando y puedan demostrar una pérdida de facturación superior al 30%.

Es por ello que la organización liderada por el vilagarciano Eduardo Abad Sabarís reclama al Gobierno de España que se haga cargo de “los 55 millones de euros que recaudan las sociedades de protección de la gestión de autores al sector”, lo cual, en caso de aceptarse, beneficiaría a “más de 20.000 establecimientos gallegos”, 7.000 de ellos en la provincia de Pontevedra.

"Situación límite"

Esta demanda se debe a que “la pequeña hostelería está en una situación límite, y no es razonable que este colectivo que está trabajando con aforos limitados, restricciones de horarios y cierres perimetrales tenga que hacer frente, también, a uno de los gastos fijos más injustos”, alegan en UPTA.

Es por ello que Sabarís y su equipo, aún siendo conscientes de la necesidad de proteger a los autores y su derecho a percibir lo que les corresponda por su creación, consideran que en un momento de crisis como el actual hay que hacer cuanto sea necesario para aliviar la situación económica de los autónomos.

600 euros

Y “los cálculos son sencillos, pues se sabe que un establecimiento de hostelería con una media de cien metros cuadrados que proyecta imágenes televisivas o música a través de dispositivos sonoros destina de media unos 600 euros anuales al pago del canon de autores”.

Es una cantidad que se incrementa “cuando para poder asentar la terraza del establecimiento necesitan ocupar la vía pública, siendo este un elemento de facturación directo”.

Ese es el dinero que, considera UPTA, habría que condonar a los locales más afectados por las restricciones, haciéndose cargo del recibo el Estado central si, “como se dice en todos los estamentos oficiales y sociales la hostelería es un sector que tenemos que proteger por todos los medios”.

En palabras del propio Eduardo Abad, UPTA hará “una propuesta al Ministerio de Cultura” en este sentido, “para que establezca urgentemente una ayuda directa a la que puedan acceder los establecimientos que estén en una situación de pérdida de facturación superior al 30%”.

Su intención es que puedan acogerse “a un pago devengado por el propio Ministerio equivalente a las cantidades económicas correspondientes al canon de autores, aliviando así su debilitada situación económica”.

Compartir el artículo

stats