Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La señalización horizontal llega, por fin, a la avenida de Beiramar

Los operarios habilitan una rotonda en la intersección de la nueva circunvalación con la calle Castelao, cerca del puente de A Toxa

El pintado de uno de los pasos de peatones.

Los operarios se ocupan, por fin, de la señalización horizontal en la avenida de Beiramar. Al mismo tiempo, proceden a la instalación de las nuevas farolas y trazan la pequeña rotonda que regulará la circulación en el enlace entre dicha carretera y la calle Castelao, a la altura del puente de A Toxa.

Son los últimos flecos de la nueva circunvalación de O Grove, que acumula ya un considerable retraso y que lleva días abierta provisionalmente al tráfico, aunque con circulación limitada por las obras y restringida a un solo sentido de circulación.

En cuanto esté finalizada la obra la carretera dispondrá de dos carriles y, por tanto, ya será posible entrar a la villa meca desde Teniente Domínguez al tiempo que se puede salir de ella avanzando desde la estación de autobuses de O Corgo hacia A Toxa.

17

O Grove marca el rumbo en Beiramar Manuel Méndez

El pintado que se lleva a cabo incluye los pasos de peatones habilitados sobre badenes en diferentes puntos de esta carretera, al igual que se pintan las líneas longitudinales que regulan la circulación.

Además de pintar, los operarios instalan nuevas farolas. | // M.M.

En cuanto a las farolas, las habrá de dos tipos: Unas nuevas y las otras, restauradas, en este caso a lo largo del paseo marítimo de Beiramar.

La mejoría experimentada en las condiciones meteorológicas durante las últimas semanas ha permitido dar un empujón definitivo a la obra, la cual se había retrasado a causa de diferentes dificultades administrativas y, más tarde, a causa de la dureza del otoño y el invierno. Ahora ya todo parece encauzado.

Compartir el artículo

stats