Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Parque Natural de Corrubedo, otro paso hacia la salvación

Vista aérea del Parque Natural de Corrubedo e Lagoas de Carregal e Vixán.

Vista aérea del Parque Natural de Corrubedo e Lagoas de Carregal e Vixán. Iñaki Abella

El Parque Nacional de Corrubedo sigue dando pasos en pro de su protección, avanzando así en la regeneración natural que desde hace años experimentan tanto sus dunas como las lagunas da Carregal y Vixán.

Lo hace, eso sí, de la mano de la Consellería de Medio Ambiente, encargada de elaborar el Plan Reitor de Usos e Xestión (PRUX) que aprobará en breve el Consello da Xunta (quizás el mes que viene) y modificará definitivamente el Plan de Ordenación dos Recursos Naturais (PORN), que se había aprobado en 1992.

Las dunas de Corrubedo. M.M.

El nuevo instrumento, que incluye una propuesta de zonificación y nueva cartografía, se someterá a exposición pública antes de ser remitido al Consello Galego de Medio Ambiente, encargado de emitir el informe definitivo.

“El objetivo es regular los usos públicos de los parques y reservas naturales de la comunidad, así como las medidas de gestión necesarias para compatibilizarlos con la conservación de estos espacios”

Xunta de Galicia

decoration

La aprobación del PRUX responde a las exigencias de la ley de patrimonio natural y de la biodiversidad de Galicia “para regular los usos públicos de los parques y reservas naturales de la comunidad, así como las medidas de gestión necesarias para compatibilizarlos con la conservación de estos espacios”, explican en la Xunta.

El espacio natural protegido de Corrubedo. Ricardo Grobas

La directora general de Patrimonio Natural, Belén do Campo, explica que con esta modificación se pretende “generar y reforzar canales para el fomento del conocimiento científico y la divulgación” del parque natural arousano, así como “regular las actividades de uso público, los aprovechamientos y cualquier otro uso, estableciendo un marco normativo para el desarrollo sostenible de la población local”.

Es, dicho de otro modo, una forma de que los ciudadanos puedan sacar el máximo partido a un espacio natural privilegiado y protegido, al tiempo que se sigue protegiendo. Es decir, a imagen y semejanza de lo que se pretende, aquí y en otros puntos de Galicia, con el aprovechamiento de los lugares catalogados dentro de la Red Natura 2000.

Imagen de archivo de ciudadanos dirigiéndose a las dunas. M.M.

De ahí que el PRUX vaya a realizar “una propuesta presupuestada de acciones a desarrollar” y establezca las bases para el seguimiento y evaluación de tales medidas, además de “establecer y regular los usos dentro de cada unidad de zonificación establecida”.

La zonificación de un espacio privilegiado de mil hectáreas

Hay que tener en cuenta que el Parque Natural de Corrubedo, en el Concello de Ribeira, dispone de casi mil hectáreas de superficie protegida que se distribuyen en tres espacios muy concretos:


  • Zona I o de uso limitado.

Dispone de 573 hectáreas. En ella se incluyen las “áreas con valores naturales excepcionales que requieren de una mayor protección”, diferenciando entre el espacio litoral y el ocupado por las lagunas y marismas.


  • Zona II o de uso compatible.

Se refiere a 369 hectáreas de “áreas que albergan hábitats prioritarios de interés comunitario o de interés para la conservación”, incluyendo espacios tan demandados para el uso público como puede ser la playa que separa las dunas del Atlántico.


  • Zona III o de uso general.

Incluye “los terrenos desnaturalizados por la actividad humana o aquellos en los que se genera una actividad antrópica elevada, como parcelas urbanas, equipamientos e infraestructuras de uso público”, explican en Medio Ambiente.

Declaran la guerra a las acacias, la hierba de la pampa y otras invasoras

Entre las medidas concretas fijadas en el PRUX del Parque Natural de Corrubedo se encuentran la erradicación o control de la presencia de especies exóticas y/o invasoras.

Uno de los accesos peatonales a la playa. FdV

El objetivo es reducir su presencia en, al menos, un 75%, en la zona de uso limitado, buscándose también el objetivo de retirar un 25% de las invasoras localizadas en el conjunto del parque natural.

También se quiere “restaurar aquellos hábitats y especies de interés afectadas por la presencia de este tipo de especies y evitar expresamente el cultivo de la acacia y la cortaderia seollana (hierba de la pampa)”.  

Se permite el marisqueo pero se prohibe el windsurf


Al analizar los usos y aprovechamientos previstos en el PRUX del Parque Natural de Corrubedo, puede decirse que “se seguirá permitiendo el aprovechamiento de recursos marinos en la zona libre de marisqueo de la playa de Ladeira”, bajo las mismas condiciones que se aplican en la actualidad.

También en relación con la playa, “se permitirá el acceso exclusivamente a pie y solo por las vías y áreas autorizadas”.

Sin embargo se prohibe la realización de “actividades como el windsurf, land windsurf, kitesurf y deportes similares, aunque sí se permitirá la práctica de surf y pádel surf de manera individual”.  

Los usos agroganaderos y el autoconsumo

El PRUX permitirá los usos agroganaderos en el parque, “previéndose a corto y medio plazo que las explotaciones continúen siendo pequeñas, con un alto grado de parcelación y orientadas, principalmente, a autoconsumo”, sostiene la Consellería.

En el mismo sentido, el PRUX intentará “favorecer la diversificación de los aprovechamientos de las masas forestales y el progresivo relevo de masas de pino insigne por masas de especies autóctonas”.  

El Parque Natural de Corrubedo. FdV

Plan de emergencias

Por último, el PRUX incorpora un plan de emergencias con el que “optimizar la utilidad de los recursos técnicos y humanos disponibles en el parque".

Se hace "con el objetivo de controlar de forma rápida la evolución de una posible situación de riesgo y minimizar sus consecuencias sobre personas y bienes materiales, naturales o culturales que pueden producirse ante una emergencia”.

Compartir el artículo

stats