Cientos de vecinos de una docena de calles del barrio de San Tomé quedaron sin agua a media tarde de ayer después de que se produjese una avería en la canalización. El corte afectó a las calles Narciso Pérez, los tres Montiños, A Torre, San Sadurniño, Urbano Lugrís, Pintor Seoane, Pintor Sotomaior, Rúa do Asilo, Rúa do Con y Travesía do Montiño.