Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portos tiende la mano a ceder otra vez el salón Peña si el Concello pide la concesión

Susana Lenguas y, tras ella, Xurxo Charlín, en una visita de la presidenta de Portos a Cambados. | // I.ABELLA

Las espadas siguen en alto. Tras estallar públicamente una nueva batalla entre Portos de Galicia y el Concello de Cambados, esta vez por la gestión del salón José Peña, durante el día de ayer ambas administraciones remitieron sendas notas de prensa matizando un poco sus posturas de la víspera. Pero, en general, ambas han optado por la estrategia del enroque.

Portos de Galicia afirma en su comunicado que quiere, “facilitar el uso público” de la antigua conservera, pero que para ello es necesario que el Ayuntamiento solicite por escrito una nueva concesión. El Concello, a su vez, responde que para presentar una petición de convenio, primero hay que reunirse y negociar las condiciones.

La postura de Portos

Portos de Galicia insta al Ayuntamiento de Cambados a solicitar una concesión, lo que le permitiría utilizar el salón José Peña como hacía antes de caducar la anterior, en noviembre de 2019. En este sentido, el departamento que dirige Susana Lenguas recuerda lo hablado en una reunión entre Portos, la Consellería do Mar y el Concello, hace más de un año, en la que según la Xunta, la alcaldesa arousana, Fátima Abal, se comprometió precisamente a remitir esa solicitud de concesión.

Añade Portos que en ese encuentro, los dirigentes autonómicos ya señalaron que en cuanto estuviese aprobada la nueva DEUP (Plan de Usos del litoral), no habría ningún impedimento para tramitar la cesión de la nave de Peña al Ayuntamiento durante un periodo largo de tiempo.

“No se necesita aportación alguna por parte de Portos para presentar dicha solicitud, por lo que Portos rechaza que sea necesaria una reunión previa”, aduce el gabinete de Susana Lenguas en el comunicado.

“No se necesita aportación alguna por parte de Portos para presentar dicha solicitud, por lo que Portos rechaza que sea necesaria una reunión previa”,

Portos de Galicia

decoration

En opinión de la Xunta, la petición de un encuentro entre las dos partes, “es un argumento del Concello que está retrasando la tramitación de la concesión, y por lo tanto la actividad normal del edificio”.

Además, desde Portos se defiende su actuación en todo el procedimiento administrativo que se siguió con la nave de Peña. Este departamento, dependiente de la Consellería do Mar, argumenta que se le dio una autorización provisional al Ayuntamiento para que pudiese utilizar el salón de Peña mientras no estaba aprobada la DEUP, y que se le pasaron unas tasas al Concello por la explotación del salón, pero que la administración local no tendría que abonar ni un solo euro si hubiese presentado un certificado del interventor municipal conforme a que no se ingresó dinero con la explotación de la nave.

Mediación de Quintana

El concejal de Facenda de Cambados, Xurxo Charlín, insiste en que sí es necesario que haya una reunión antes, para negociar los detalles de la concesión. Además, señala que también hay que sentarse a hablar de repartir los gastos de mantenimiento en las zonas de dominio de Portos, pues actualmente el Concello, “gasta varias docenas de miles de euros”, en la limpieza del paseo marítimo de A Calzada, el alumbrado público, los tratamientos contra el picudo en las palmeras de orillamar o en los cuidados y talas de los árboles enfermos. “Estamos totalmente dispuestos a negociar, pero siempre y cuando nos reciban”, afirma Charlín.

El concejal sostiene que Portos lleva meses haciendo oídos sordos a las peticiones de Cambados, por lo que ahora ha solicitado una reunión directamente con la conselleira do Mar, Rosa Quintana, para que medie en el conflicto.

“Estamos totalmente dispuestos a negociar, pero siempre y cuando nos reciban”

Xurxo Charlín - Concejal de Economía de Cambados

decoration

Sobre las tasas, argumenta que el Concello las recurrió, “porque no se ajustan a la legalidad vigente”, y avanza que el Ayuntamiento está dispuesto a llevar este asunto a los juzgados, “para defender los intereses de los vecinos”.

“Los únicos perjudicados por esta situación son los vecinos de Cambados, que no pueden disponer de un local público cuya rehabilitación fue sufragada con el dinero de sus impuestos”, remacha el edil del bipartito.

Compartir el artículo

stats