Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Notarios de la historia de Vilagarcía

Desde el tomavistas hasta la digitalización más actual. La cámara siempre ha sido una herramienta de vida en la familia Sabugueiro.

Desde el tomavistas hasta la digitalización más actual. La cámara siempre ha sido una herramienta de vida en la familia Sabugueiro.

Si existe algún pionero del audiovisual en Vilagarcía ese es Rafael Sabugueiro Gestal. Cuando los llamados tomavistas ocupaban solo una milésima parte del tiempo que ahora usurpan los móviles, el cine en formato Súper 8 ya era una realidad que él hacía posible. Una pasión por la imagen que heredó su hijo Rafael Sabugueiro Sánchez y que le ha llevado a ser un profesional de reconocido prestigio en la edición, producción y realización de vídeo y emisiones en directo.

El patrimonio audiovisual vilagarciano tiene un referente incontestable en todo el trabajo acumulado a lo largo de más de seis décadas por padre e hijo. Desde mediados de los años 60, la grabación se convirtió en el ocio del cabeza de familia. Tal era su implicación en aquello que le gustaba que no dudó en emplearle muchas horas fuera de sus obligaciones profesionales en el mundo de la banca.

Padre e hijo han hecho de la pasión por la imagen una razón de ser. Iñaki Abella

En fechas históricas y eventos de todo tipo en Vilagarcía allí ha estado una cámara de la saga de los Sabugueiro pare recoger lo que allí estaba sucediendo. Desde la primera visita del ahora Rey emérito hasta las inundaciones de 2006, así como las fiestas de San Roque y los eventos deportivos, culturales y sociales de relevancia. Todo eso y muchísimo más está registrado en un archivo de imágenes de incalculable valor para la documentación histórica de una ciudad como Vilagarcía.

Ni siquiera las carencias técnicas de aquellos comienzos en negativo disuadieron a Sabugueiro sénior de hacer de la realidad cotidiana una fuente de inspiración. Su hijo todavía recuerda con admiración aquellos esfuerzos por hacer posible una edición de imagen con autentico sello artesanal, “se grababa en negativo que se tenía que enviar a Madrid para ser revelado. Volvían como 15 días después y mi padre iba haciendo sus reportajes cortando y empalmando cinta de 8 milímetros en casa y añadiéndole música, títulos de crédito o incluso doblajes de voz con un nivel de detalle impresionante.Un trabajo de muchas horas con el único propósito de dejar constancia de aquello que veía reseñable”.

La afición por el tomavistas también le vino de su padre, el coruñés Rafael Sabugueiro Portos. Incluso su ánimo por hacer realidad un concurso de cine amateur en Vilagarcía junto a Alejandro Granja, tal y como lo había hecho su progenitor en tierras herculinas. Su primera edición tuvo lugar en 1973 y durante muchos años, el antiguo Casino se convertía una vez al año en el Teatro Dolby de Los Ángeles y la calle Castelao en el Hollywood Boulevard particular para los aficionados al cine de autor hecho con sus propias manos y escasos recursos.

Una ceremonia de entrega de premios en el Concurso de Cine Amateur que Sabugueiro Gestal organizaba en el antigüo Casino de Vilagarcía.

Etapas florecientes de la Vilagarcía de los primeros años 80, con Fexdega como muestra evidente del papel de la ciudad en el desarrollo económico del momento, también forman parte de una videoteca de las que convendría poner en valor para conocer la idiosincrasia de un lugar.

Lo que toca es estar preparado porque ahora cualquiera puede grabar o emitir. La suerte que yo tengo es que me apasiona mi trabajo, me encanta y me motiva y eso es una gran ventaja

Rafael Sabugueiro Sánchez - Profesional audiovisual

decoration

Poco a poco, el relevo generacional fue tomando forma. La transición hacia un formato más avanzado ya recayó de pleno en un Sabugueiro Sánchez que cambió un destino que apuntaba a informático por formarse académicamente para situarse detrás de una cámara y descubrir todo aquello que pasa inadvertido para muchos.

Desde entonces ya han pasado más de tres décadas con la firma de Sabugueiro júnior en un sinfín de acontecimientos. Todo ello sin descabalgarse ni lo más mínimo de una evolución tecnológica que, como profesional del gremio, le obliga a estar a la vanguardia. “Hice mi primer trabajo con una cámara con magnetoscopio el día que Manuel Fraga se invistió por primera vez como presidente de la Xunta en el Obradoiro. Luego ya me compré mi primera cámara de Súper 8 para luego ir pasando por todos y cada uno de los muchísimos formatos de vídeo que surgían hasta la actual realidad digital”, explica.

Por el objetivo de su cámara ya han pasado momentos de todo tipo. Ni él mismo se atreve siquiera a estimar la cantidad de horas de fimaciones en su trayectoria, “me ha tocado grabar de todo y más. Desde eventos deportivos de dimensión internacional como el Vilagarcía Basket Cup, el salón de cine porno en Fexdega o también las inundaciones de Vilagarcía. Aquel día estuve hasta las cinco de la mañana grabando con el agua hasta el pecho, pero esas imágenes fueron las que luego se vieron en las televisiones de toda España”, declara un Rafael Sabugueiro cuya empresa RSProvideo es todo un referente en el mundo del streaming en Galicia.

Rafael Sabugueiro Sánchez en uno de sus primeros trabajo en los mejores tiempos de Fexdega.

Sabedor del valor, no solo sentimental, sino también documental que tienen todas esas bovinas de cinta que su padre aún conserva, Sabugueiro Sánchez ya ha iniciado un proceso de digitalización que le llevará su tiempo. “Empecé durante el confinamiento y la idea es ir mostrando muchas de las cosas que allí están recogidas. Me he encontrado con carreras de Simca 1000 y de Seat 850 en Ravella o carreras de karts por el centro del pueblo. Incluso con el origen de la Festa da Auga en Vilagarcía en una procesión de San Roque o partidos históricos del Arosa... Cosas que creo que son un patrimonio de Vilagarcía y que espero poner a disposición de todo aquel que le interese”, expresa.

Sin duda una documentación que reforzaría la identidad y carácter de una ciudad en base al conocimiento de sus raíces y sus tradiciones.

Las vacaciones de la familia Sabugueiro siempre tuvieron a la cámara como invitada.

“Nuestros mayores tienen muchísimo que contarnos”

En su larga y extensa trayectoria con una cámara al hombro, todavía le quedan proyectos e ilusiones por cumplir a Rafael Sabugueiro Sánchez. Una de esas ideas que barruntan en su cabeza desde hace algún tiempo está la de recoger la tradición oral de muchos vilagarcianos, ahora mayores, pero cuya experiencia vital también tiene mucho que aportar al conocimiento de las raíces. “Cuando una persona nos deja, también se van muchas cosas que compartir de nuestro pasado, del de todos. Tengo una pequeña espinita con eso porque hay mucha gente que tiene muchas cosas que contar de Vilagarcía. Tengo ganas de hacerlo y de que nos cuenten sus historias. De esas que se desnudan delante de una cámara porque es algo que seguro que enriquece nuestra tradición”, expresa Rafael Sabugueiro.

Padre e hijo cuentan con una videoteca con miles de horas de contenido. Iñaki Abella

De aquellos sus primeros reportajes en la más pujante Fexdega hasta la actualidad han pasado miles de horas de grabación hasta llegar a un presente en el que cualquiera se puede convertir en un cámara sin más bagaje que los píxeles de su teléfono móvil. “No lo veo como un intrusismo en mi profesión. Es la realidad que nos toca vivir y a la que hay que adaptarse. Otra cosa son los estándares de calidad. Lo que toca es estar preparado porque ahora cualquiera puede grabar o emitir. La suerte que yo tengo es que me apasiona mi trabajo, me encanta y me motiva y eso es una gran ventaja”, concluye.

Compartir el artículo

stats