El sector pesquero y marisquero de O Grove solicitaba hace días más plazas de amarre y anunciaba que, previsiblemente, el prometido dragado de la dársena de O Corgo podría ejecutarse en mayo.

Ahora los hechos parecen darles la razón, ya que la Consellería do Mar acaba de adjudicar el ansiado proyecto de ampliación de calado; necesario para reducir el riesgo y evitar que se repitan accidentes como los ya ocurridos en el pasado a causa de la excesiva acumulación de sedimentos de arena y/o fangos en el lecho marino.

24

El puerto pesquero de O Corgo se queda pequeño Manuel Méndez

El proyecto a ejecutar a través del ente público Portos de Galicia, con un desembolso de 127.000 euros y un plazo de tres meses desde su inicio, consistirá en la extracción de áridos en parte de la dársena hasta alcanzar la cota de menos dos metros en bajamar.

Un barco escorado en el muelle a cusa de la escasez de calado en bajamar. FdV

“Permitirá recuperar el calado necesario para la normal operatividad del puerto, facilitando el acceso, amarre y fondeo de la flota en condiciones de seguridad”

Consellería do Mar

Esto puede ser suficiente para evitar que los barcos queden encallados al bajar la marea o rocen el lecho marino al maniobrar, como sucedió tanto a embarcaciones pesqueras y auxiliares de acuicultura como a una patrullera de la Guardia Civil del Mar.

Una vista aérea de la dársena de O Grove. Iñaki Abella

Una superficie de 10.500 metros cuadrados

El departamento que dirige Susana Lenguas tiene previsto dragar un volumen total de unos 4.000 metros cúbicos, actuando sobre una superficie de 10.500 metros cuadrados.

En Mar reconocen que esta actuación “responde a una demanda reiterada del sector portuario de O Grove” y garantizan que “permitirá recuperar el calado necesario para la normal operatividad del puerto, facilitando el acceso, amarre y fondeo de la flota en condiciones de seguridad”.