La Xunta de Goberno Local de Vilagarcía de Arousa aprobó la propuesta de la Concellería de Promoción Económica por la que se destinan otros 200.000 euros a las ayudas directas a los establecimientos que, como consecuencia de la pandemia, o bien tuvieron que cerrar o vieron disminuidos sus ingresos en al menos un 40%.

La medida se suma a los 400.000 euros que ya aprobaron el año pasado con idéntico motivo, y a los casi 200.000 euros más que el Concello destina a los bonos Son da Casa en fases sucesivas. Estos últimos se pusieron en circulación durante las campañas de verano y de las fiestas navideñas con gran aceptación por parte de los titulares de los establecimientos locales y del público en general.

La convocatoria entrará en vigor una vez que se publiquen las bases en el Boletín Oficial de la Provincia, probablemente, esta misma semana. A partir de ese momento, los interesados dispondrán de un mes para presentar sus solicitudes. Las ayudas están destinadas a subvencionar los gastos relacionados con la actividad de la empresa, “realizados entre el 1 de noviembre de 2020 y la fecha de solicitud de la ayuda”.

Entre estos gastos, evidentemente relacionados con la actividad, figuran los alquileres, sean de bienes muebles o inmuebles; los de suministro de energía (electricidad, agua); los seguros de responsabilidad civil y accidentes; la compra de mercaderías relacionadas con la actividad; los gastos derivados de los salarios del personal contratado por cuenta ajena, excluidas las retenciones; y los gastos financieros directamente relacionados con la actividad.

El importe de las ayudas varía entre los 400 y los 800 euros, en función de las circunstancias de cada solicitante. Así, en primer lugar, se distingue entre los establecimientos que tuvieron que cerrar obligatoriamente y los que, aún no estando obligados a eso, sí vieron disminuidos sus ingresos al menos en un 40%.

Casos diferenciados

En el primer caso (cierre obligado) los solicitantes recibirán 600 euros u 800 si son titulares de más de un establecimiento también obligado a cerrar.

En el segundo caso (disminución de ingresos) las ayudas son de 400 euros (un solo local) o de 600 (más de un establecimiento del mismo titular).

Los locales que pueden adherirse a la primera línea de ayudas son los que figuran en el punto 4 del anexo de la Orden del 26 de enero de la Xunta de Galicia, por la que se establecieron medidas de prevención específicas como consecuencia de la evolución de la situación epidemiológica del COVID-19. Entre ellos, por lo tanto, los de restauración (restaurantes, salones de banquetes, cafeterías y bares), pero también los de ocio y entretenimiento (discotecas, pubs, cafés-espectáculo, furanchos y centros de ocio infantil). En el listado figuran también los gimnasios y espectáculos cinematográficos, pero por decisión municipal quedan fuera de las ayudas los locales de juegos y apuestas.

En la segunda línea (disminución de ingresos) pueden participar los demás sectores económicos, fundamentalmente comercio y servicios.