Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Álvaro Lago Lusquiños | Teniente jefe del Seprona en Pontevedra

“Hemos visto a motoristas que nunca se habían sacado el carné”

El teniente Álvaro Lago Lusquiños, ayer en su despacho.

El teniente Álvaro Lago Lusquiños, ayer en su despacho. G. Civil

– Con la pandemia se ha incrementado la presencia de pilotos en los montes y los comuneros están desesperados debido a los destrozos causados.

– Es una problemática que no es nueva, pero ahora ha repuntado debido a la pandemia, la mejoría del tiempo y creemos que también el cierre con Portugal puede haber influido, ya que en el país vecino hay más permisividad con el uso de motos para hacer enduro en los montes, así como también la finalización de la temporada de caza. Es un cúmulo de circunstancias que originan una mayor concentración de motos en determinadas zonas de la provincia. Aquí la mayor parte del terreno forestal es privado, de las comunidades de montes; hay muy poco público. Y la Ley de Montes 7/2012 prohíbe taxativamente el uso de vehículos a motor monte a través. Por pistas forestales hay excepciones a la prohibición, como el uso de esas pistas como servidumbre de paso, para actividad permitida como pesca o caza en temporada o para actividades agroforestales.

La Ley de Montes prohíbe taxativamente el uso de vehículos a motor monte a través. Por pistas forestales hay excepciones, como la servidumbre de paso, actividad permitida como pesca o caza en temporada o actividades agroforestales

Álvaro Lago Lusquiños - Teniente jefe del Seprona en la Comandancia de Pontevedra

decoration

– Además de motocicletas, los comuneros también observan todoterrenos, que son los que causan daños más importantes debido a su peso y volumen.

– Sí, se está poniendo de moda. En las redes sociales se transmiten esas imágenes e invitan a imitarlas, pero la actividad libre por cualquier monte no es legal. En países como Estados Unidos sí está permitido.

– ¿Cuándo han notado el repunte?

– Desde diciembre. Los días son más largos y los fines de semana la gente se echa un poco al monte, sobre todo con motos.

– ¿Se han incrementado la vigilancia y las sanciones?

– Intentamos organizar servicios puntuales para atajar esta actividad en lugares concretos. Reunimos a más de una patrulla para el servicio y a veces contamos con la colaboración de agentes ambientales de la Xunta, con unidades de seguridad ciudadana de la Guardia Civil en esa demarcación o con unidades de Policía Local.

– ¿Cuáles son los puntos calientes en Arousa?

– Se han hecho servicios en la zona de Meis y de Catoira. Me dicen desde el Seprona de Vilagarcía que se ha conseguido controlar un poco el fenómeno en primera instancia, aunque nunca se pueden dar por zanjadas estas cuestiones.

Desde diciembre hemos propuesto unas 50 sanciones en la provincia por incumplimiento de la Ley de Montes

Álvaro Lago Lusquiños - Teniente jefe del Seprona en la Comandancia de Pontevedra

decoration

– ¿Cuántas sanciones han tramitado?

– Desde diciembre hemos detectado solo en base a la normativa de montes unas 50 infracciones en la provincia. De ellas, en enero en Meis igual hemos hecho unas 10 o 12, en Catoira 6 o 7 y en Campo Lameiro otras 6 o 7. Normalmente vienen asociadas a infracciones al reglamento de circulación, como no llevar matrícula, seguro, modificación de técnicas como no llevar espejos retrovisores o tener neumáticos de monte que no se compaginan con las características de la moto, ... Hay una especie de percepción de que ir por el monte está al margen de cumplir la normativa de circulación. Hemos detectado usuarios sin carné de conducir, no con el permiso retirado, sino que nunca lo habían sacado, y también incumplimientos de cierres perimetrales.

– ¿De qué importes son las multas?

– La infracción está considerada como leve y las sanciones oscilan entre 100 y 1.000 euros. La misma actividad puede considerarse grave cuando se hace en zonas de alto riesgo de incendios; ahí las cuantías empezarían en 1.001 euros.

– ¿Y con respecto a los daños ocasionados en el monte?

– Una cosa es la infracción administrativa (nosotros proponemos y la Consellería de Medio Rural sanciona) y otra los daños producidos en una propiedad privada. Si los comuneros observan daños importantes, lo que cabría es una demanda civil por daños.

– ¿Qué deben hacer los comuneros cuando se encuentren pilotos en los montes?

– Lo normal sería avisar al 062 o comunicarse con nosotros vía Facebook, correo electrónico o incluso con la autoridad administrativa que es el servicio de Montes de la Consellería de Medio Rural. Ellos nos avisarían a nosotros o a la Policía Autonómica.

Los comuneros pueden llegar a acuerdos para alquilar una zona de terreno para circuito, siempre con autorización de la Xunta

Álvaro Lago Lusquiños - Teniente jefe del Seprona en la Comandancia de Pontevedra

decoration

– Aunque el Seprona tiene que hacer cumplir la ley, ¿personalmente usted sería más partidario de una regulación del uso del monte para garantizar una convivencia entre todos sus usuarios en lugar de la prohibición?

– Si la mayoría de los montes son privados, los usuarios tendrían que llegar a un acuerdo con una comunidad de montes para habilitar una zona para hacer enduro por ejemplo. Eso se podría hacer ahora, con autorización del servicio de Montes de la Xunta. Las comunidades se financian con los propios recursos que genera el monte, como aprovechamientos forestales, eólicos, canteras… El circuito también sería un recurso para una comunidad de montes mediante el alquiler de un trozo de terreno. Además del acuerdo entre las partes, siempre tendría que autorizarlo la Xunta.

Compartir el artículo

stats