Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las autocaravanas vuelven a “poblar” A Illa con el cambio de restricciones

Autocaravanas estacionadas ayer en el parking de O Bao, en A Illa.   | // IÑAKI ABELLA

Autocaravanas estacionadas ayer en el parking de O Bao, en A Illa. | // IÑAKI ABELLA

Todas ellas pertenecían a vecinos de la zona sanitaria Pontevedra-O Salnés, pero no deja de llamar la atención que, en cuanto se han levantado un poco las medidas restrictivas y mejorado el tiempo, el estacionamiento de O Bao, en A Illa, se haya llenado de autocaravanas en pleno mes de febrero. Policía Local y Guardia Civil controlaron alguno de estos vehículos para determinar si estaban cumpliendo la normativa y evitar un desplazamiento masivo de otros puntos de Galicia con una circunstancia pandémica diferente. En las próximas semanas, de hecho, se van a realizar controles para garantizar que se cumplen las normas y que no se acerquen hasta A Illa vecinos de fuera del área sanitaria.

La elección de A Illa para ubicar la autocaravana es muy sencilla. Pasar un fin de semana en O Bao permite disfrutar de la playa en una jornada relativamente calurosa como la que se vivió ayer, además de pasear por las sendas peatonales que bordean la costa isleña, donde vuelve a concentrarse un buen número de personas que disfrutan de las espectaculares vistas.

En el municipio existe mucha preocupación por volver a vivir lo sucedido a finales del mes de noviembre. Después del verano, mientras en el resto de municipios los casos de coronavirus se multiplicaban, A Illa permanecía con muy pocos casos. Con los municipios vecinos sometidos a cierres perimetrales fueron muchos los que decidían romper esos cierres para acercarse hasta el municipio isleño. Eso acabó derivando, ya en el mes de noviembre en un crecimiento exponencial de los enfermos, llegando a tener más de 100 casos activos al mismo tiempo a finales de diciembre.

Esa situación es algo que el Concello de A Illa no tiene intención de volver a vivir, toda vez que el número de casos en el municipio se ha reducido por debajo de la decena y de los 250 por cada 100.000 habitantes.

Estacionamiento

Los controles también se van a extender al punto de estacionamiento de las autocaravanas, ya que en años anteriores, se han registrado un buen número de problemas con los conductores por estacionar, e incluso, acampar en las inmediaciones de las dunas o encima de ellas, provocando daños importantes.

El pasado año, la invasión de autocaravanas en zonas como Gradín, Riasón o Espiñeiro fue un verdadero problema y llevó a la Policía local a imponer importantes sanciones por incumplir la propia normativa establecida para la circulación de este tipo de vehículos.

A Illa cuenta en estos momentos con un punto de estacionamiento para autocaravanas en el parking de O Bao, donde pueden aparcar durante un día, sin acampar. A mayores, existe una finca privada que ofrece todo tipo de servicios a las autocaravanas, aunque solo abre durante el verano. A ella se suman también los dos campings que existen en las inmediaciones del parque de Carreirón.

Compartir el artículo

stats