Los grovenses asisten expectantes, y no sin cierta preocupación, a la masiva llegada de autocaravanas y la presencia de visitantes que ocupan ya sus segundas residencias, tanto en A Toxa como en San Vicente y otros puntos de interés turístico de la localidad.

Esta misma mañana la imagen resultaba impactante en el entorno de A Lanzada, con una gran cantidad de vehículos que daban cuenta de la llegada de numerosos turistas, sin duda animados por el buen tiempo y la relajación de las medias de prevención frente al coronavirus.

Se aprecia un gran movimiento de personas en playas y paseos, con los aparcamientos de algunos de los arenales prácticamente llenos. También hay gran cantidad de gente haciendo surf o caminando por la orilla de las zonas de baño más populares, el entorno del puerto y las calles del casco urbano grovense.

Una carretera que baja hacia A Lanzada, con los coches ocupando un carril, como si fuera verano. FdV

“Está el pueblo lleno de gente; todo son coches y hay carreteras con tráfico intenso”, manifiestan algunos de los vecinos que esta mañana recorren la costa.

Otros denuncian que “los alumnos de las escuelas de surf no llevan mascarilla, como tampoco las personas que pasean por la playa; y cuando se les pide que la pongan responden que en espacios tan abiertos no es necesario”.

Por todo ello, hay vecinos que reclaman “que se extreme la vigilancia” para hacer “que se cumplan todas las medidas preventivas necesarias” y evitar nuevos contagios. 

El entorno de la playa de A Lanzada, esta mañana. FdV

Sobre todo aquellos que han podido comprobar que “buena parte de la gente que pasea por la orilla de la playa de A Lanzada o los senderos peatonales del istmo y de Pedras Negras lo hace sin mascarilla ni distancia de seguridad alguna”.

El alcalde Cacabelos apela a la responsabilidad

 El alcalde de O Grove, José Cacabelos, no es ajeno a esa masiva llegada de visitantes a la localidad, por lo que pide “prudencia, responsabilidad y sentido común” a vecinos y visitantes.

De hecho, él mismo pudo comprobar ayer esta situación, mientras paseaba por A Lanzada y San Vicente.

Una de las pasarelas de acceso a la playa de A Lanzada, hoy. FdV

Es por este motivo que contactó con Santiago Meis, el concejal delegado de Seguridad Ciudadana, “para pedirle que pusiera en marcha un dispositivo de control por parte de la Policía Local tendente a controlar la situación”.

“Quizás muchos tengan esa justificación, pero me parece evidente que el gran movimiento de vehículos que se registra en nuestro pueblo este fin de semana resulta sospechoso"

José Cacabelos - Alcalde de O Grove

Explica el regidor que cuando pasó a la altura del centro vacacional de A Lanzada comprobó personalmente que, solo allí, había ocho autocaravanas estacionadas. Y sabe que son muchas más las que se encuentran este fin de semana en la localidad, como puede apreciarse en lugares como O Corgo, Con Negro, Area da Cruz o Pedras Negras.

Uno de los aparcamientos de A Lanzada, a mediodía. FdV

Área sanitaria Pontevedra O Salnés

Visto lo visto, José Cacabelos duda mucho de la procedencia de esos visitantes y sostiene que “es francamente difícil que toda la gente que está llegando a O Grove pertenezca al área sanitaria de Pontevedra O Salnés, que se supone que es el ámbito en el que se permite la movilidad, y además solo por causas justificadas”.

Muchos ciudadanos aprovechan el fin de semana y el buen tiempo para hacer surf y pasear por A Lanzada. FdV

En este sentido, quiere pensar que “quizás muchos tengan esa justificación, pero me parece evidente que el gran movimiento de vehículos que se registra en nuestro pueblo este fin de semana resulta sospechoso; y personalmente no creo que todos sean de esta área sanitaria”.

Muy por el contrario, “parece evidente que está llegando gente de fuera, por eso he solicitado que se extreme la vigilancia a través de la policía, para que investiguen y controlen la llegada de personas ajenas al área sanitaria”, insiste.

El sendero de madera que recorre el istmo de A Lanzada, hoy.

El sendero de madera que recorre el istmo de A Lanzada, hoy. FdV

En cualquier caso, el alcalde también sabe que lo que está sucediendo “era algo previsible después de tanto tiempo con limitaciones en la movilidad, por lo que cualquiera podía imaginarse que en el momento en que se abriera un poco la mano y se relajaran las medidas se dispararía la afluencia de visitantes, y más aún si coincide con un tiempo tan bueno como el de este fin de semana”.

"Parece evidente que está llegando gente de fuera, por eso he solicitado que se extreme la vigilancia a través de la policía, para que investiguen y controlen la llegada de personas ajenas al área sanitaria”

El problema, advierte Cacabelos, es que “estamos saliendo de la tercera ola, y si en lugar de ir desescalando poco a poco lo que se genera es una avalancha, lo que vamos a conseguir es que volvamos a retroceder y que de la tercera pasemos a la cuarta ola, irremediablemente”.

El mirador con vistas al Atlántico y Ons existente entre A Lanzada y Raeiros. FdV

Esto sería “muy preocupante, pues como ya dije en otras ocasiones, y por eso insisto en apelar a la responsabilidad de todos, el agotamiento de los vecinos es ya enorme y hace que estén al límite, por lo que sería muy perjudicial otro paso atrás en la lucha contra la pandemia”.