Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto incrementa un 8,59% el tráfico de mercancías en el primer mes del año

El barco carguero Ankie, atracado en el Puerto de Vilagarcía, dispone de velas rígidas orientables. |   // IÑAKI ABELLA

El barco carguero Ankie, atracado en el Puerto de Vilagarcía, dispone de velas rígidas orientables. | // IÑAKI ABELLA

La actividad comercial en el Puerto de Vilagarcía de Arousa continúa en aumento a nivel general, aunque ha caído en movimiento de contenedores y de forma más leve en graneles líquidos. El balance del primer mes del año es positivo ya que el tráfico de mercancías se incrementó en un 8,59%.

Los productos del grupo de mercancías generales suponen más de la mitad de todos los artículos que se estiban y desestiban en los muelles vilagarcianos.

En el primer mes del año se contabilizaron 54.837 toneladas, lo que supone un 2,53% más que en el mismo período del año anterior, cuando aún no había restricciones por la pandemia. Tableros y aluminio están entre los productos estrella de este grupo.

La mercancía general suma más de la mitad del movimiento de productos en los muelles vilagarcianos

decoration

También hay mercancías generales contenerizadas movidas en la terminal de contenedores de Boluda, en el muelle de Ferrazo, aunque en este sector hay una importante disminución que alcanza el 40,83%, ya que en enero de 2020 se registraron 31.099 toneladas y el pasado mes solo 18.402 toneladas.

La subida importante está en los graneles sólidos que pasan de las 16.065 toneladas del año anterior a las 24.020 en enero de 2021, un 49,52% más, gracias a la descarga de cuarzo. Por el contrario, los graneles líquidos bajaron un 8,41% al contabilizar 17.960 toneladas en enero de este año.

Ankie, un buque carguero con velas rígidas

El Muelle Comercial Este ha recibido la escala del buque “Ankie”, un carguero que destaca por su novedosa tecnología. El barco, de bandera de los Países Bajos, está dotado de en su proa de dos “velas” rígidas orientables de 10 metros de alto, que funcionan como un sistema de propulsión auxiliar. Estas velas, de nombre “Ventifoil”, tienen forma similar al ala de un avión, y se despliegan en vertical: su utilización está orientada a disminuir el consumo de combustibles fósiles, teniendo como resultado una reducción de emisiones. El “Ankie”, que durante su estancia en el puerto tiene sus velas bajas, es el primer buque comercial dotado con esta tecnología eConowind Ventifoil. El carguero, de la naviera holandesa Jan van Dam Shipping, y con casi 90 metros de eslora, fue sometido en 2020 a una reforma en los astilleros holandeses Royal Niestern Sander para la instalación de estos dispositivos. Esta novedosa tecnología es una de las iniciativas incluidas en el proyecto WASP (Wind Assisted Ship Propulsion), que cuenta con financiación comunitaria a través del programa Interreg North Sea Europe. La escala del “Ankie” en Vilagarcía está consignada por García Reboredo Hnos. El buque está realizando una carga de 2.000 toneladas de tablero y su salida está programada con destino a Países Bajos.

Compartir el artículo

stats