La corporación municipal de O Grove aprobó en pleno, a propuesta de Esquerda Unida (EU), dar un impulso a la apuesta municipal por los vehículos eléctricos.

Lo que se hizo fue aprobar una moción de dicho grupo instando al gobierno local a poner en funcionamiento el punto de recarga para dos vehículos eléctricos preinstalado en la avenida de Beiramar, concretamente a la altura de la sede de la cofradía de pescadores.

La misma iniciativa plenaria, que contó con el respaldo del PP y el BNG, frente a la abstención del ejecutivo, aboga por incluir nuevos puntos de recarga de vehículos eléctricos en el tramo de Beiramar actualmente en obras, “preferiblemente en la zona de Confín”.

🟢 Esquerda Unida pide que se instalen puntos de recarga para vehículos eléctricos🚗🔌🔋 . ➡ No pleno do mes de febreiro...

Posted by Esquerda Unida O Grove on Monday, February 15, 2021

Además de apremiar al Concello para “estudiar la ubicación de otros puntos de recarga e incluirlos en los futuros proyectos de obras que se redacten”, barajando incluso la posibilidad de colocar puntos de recarga en los estacionamientos de las playas más concurridas.

En la misma línea, el grupo que lidera José Antonio Otero quiere que en las futuras renovaciones de la flota de vehículos municipales se incorporen vehículos eléctricos o de gas, pero también que el gobierno municipal estudie la inclusión de reducciones, bonificaciones o exenciones fiscales para los propietarios de este tipo de vehículos, tratando así de incentivar su compra.

Mesa Local por la Cultura y el Patrimonio

EU también logró el apoyo del pleno, de nuevo con las abstenciones socialistas, para poner en marcha la Mesa Local por la Cultura y el Patrimonio.

Román Rodríguez considera una trampa la comisión creada sobre Adro Vello El conselleiro de Cultura reafirma el...

Posted by Populares O Grove on Sunday, February 7, 2021

Este órgano, cabe recordar, aspira a ser una herramienta para “la defensa, divulgación, recuperación y protección de la cultura y el patrimonio de nuestro municipio”, prestando especial atención a espacios como Adro Vello, la Torre de Escuredo y otros elementos susceptibles de ser declarados Bien de Interés Cultural (BIC) de Galicia.

Pero también sin perder de vista el legado de Ernesto Goday, Manuel Lueiro y tantos otros personajes ilustres, de ahí que José Antonio Otero y su equipo aboguen por crear la mesa de trabajo aludida dando participación en la misma a técnicos municipales y representantes de los grupos políticos de la Corporación y de los colectivos culturales y sociales”.

Movilizaciones feministas y AP-9

No fue la única moción de EU aprobada. Sucedió lo mismo, en este caso por unanimidad, con una iniciativa relacionada con la celebración de las movilizaciones feministas del 8 de marzo, para lo cual se refundó la propuesta con otra similar que había planteado el BNG.

Como unánime fue el respaldo de la Corporación a la moción de este último grupo para reclamar la transferencia de la autopista AP-9 a Galicia.

Tramo de la autopista a su paso por Rande. José Lores

Salones de belleza

Fue una votación que se produjo justo antes de que saliera adelante una iniciativa del PP como apoyo a los salones de belleza y peluquería.

Los conservadores, liderados por Beatriz Castro, lograron que se tomara el acuerdo, con la abstención del PSOE, de demandar al Gobierno de España la reducción del IVA de las peluquerías, pasando del actual 21% a un 10%.

Trabajadoras de una peluquería, con una clienta. Rafa Vázquez

Se trata así de “darle el apoyo necesario para que este sector pueda subsistir y salvar los puestos de trabajo que genera y mantiene en un momento de especial necesidad como el actual, a causa de la crisis provocada por el COVID”.

Para defender esta propuesta argumentaba Castro que “en Galicia el impacto de la crisis sanitaria provocó el cierre de más de 300 negocios de peluquería y una caída en su facturación que supera el 30%”.

A lo que añade que “estos negocios, en su mayoría pequeñas y medianas empresas, suponen un número considerable de puestos de trabajo”. Y para más inri, el sector “ha tenido que realizar un enorme esfuerzo para adaptarse a la normativa recomendada por las autoridades sanitarias, lo que supuso una importante inversión que, apoyado por la Xunta, tuvo que asumir directamente”.