Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los arousanos podrán moverse dentro del área sanitaria salvo Catoira, que continuará cerrada

La hostelería de O Salnés solo reabrirá en terraza. Noé Parga

Los vecinos de O Salnés podrán salir libremente de sus respectivos municipios desde el viernes. Pero no podrán irse muy lejos. Se levantan así los cierres perimetrales individuales, pero se instaura uno nuevo: el del área sanitaria. De esta forma, los ciudadanos de Arousa sur solo podrán moverse dentro del área sanitaria Pontevedra-O Salnés (excepto Catoira, que continuará cerrada) debido a que la presión hospitalaria en las unidades de cuidados intensivos (UCI) de Montecelo todavía es elevada (más del 25% de ocupación), tal y como explicó ayer en rueda de prensa el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Junto con Pontevedra-Salnés, se aplicará este nuevo sistema de cierre perimetral a las áreas de A Coruña y Ferrol.

Reapertura de la hostelería, solo en terraza

La desescalada divide a los municipios en tres niveles y O Salnés se sitúa en el 2, el cual afecta al 44% de la población gallega (distribuida en 107 concellos). Además de permitir los desplazamientos dentro del área sanitaria, la hostelería podrá reanudar su actividad solo en terraza (con un aforo del 50% y hasta las 18.00 horas) y se permitirán las reuniones de no convivientes hasta un máximo de cuatro personas.

Catoira seguirá cerrada

En el caso de Catoira, continuará con las restricciones máximas en vigor al registrar una incidencia acumulada en los últimos catorce días por encima de 500 casos por 100.000 habitantes. Concretamente, se sitúa en 510. Por tanto la localidad vikinga mantendrá la hostelería cerrada y los encuentros con no convivientes prohibidos. También seguirá cerrada perimetralmente.

Nivel 1, el más restrictivo, en 17 concellos

Los tres niveles establecidos para poner en marcha la desescalada se fijan en función de la incidencia acumulada. El nivel 1, el más restrictivo, es el de Catoira, al igual que otros dieciséis ayuntamientos de la comunidad autónoma que también superan la barrera de los 500. Entre todos aglutinan menos del 3% de la población gallega.

Nivel 2, el intermedio

El nivel medio es el asignado a las áreas sanitarias de Pontevedra-O Salnés, Ferrol y A Coruña, con una incidencia de entre 250 y 500. Aunque alguno de sus concellos se encuentre en una mejor situación (como es el caso de O Grove, Vilagarcía y Ribadumia, los tres por debajo de 250) sus vecinos no podrán salir del área sanitaria.

Probablemente la próxima semana pueda empezar a abrirse el área de Pontevedra-O Salnés

Alberto Núñez Feijóo - Presidente de la Xunta

decoration

Al menos de momento, pues el presidente Feijóo auguró que “probablemente la próxima semana pueda empezar a abrirse” el área de Pontevedra-O Salnés (es la que mejor está de las tres con movilidad interna exclusiva), permitiendo los desplazamientos a otros concellos de su misma categoría, es decir, con una incidencia similar (semanalmente se irán anunciando los cambios en función de la evolución).

Nivel 3, el de mayor apertura

Por último, el nivel de mayor apertura es el 1, el que afecta a más de la mitad de la población de Galicia y en el que se incluyen ciudades como Vigo, Santiago, Ourense o Lugo. Los cierres perimetrales se eliminan, la hostelería podrá trabajar en terraza (al 50% de aforo) y también en interior (al 30%, sin barra) y se reabren gimnasios, piscinas e instalaciones deportivas.

El jefe del ejecutivo gallego apuntó que la página del Sergas sobre COVID (coronavirus.sergas.gal) se actualizará diariamente para que los ciudadanos puedan conocer a qué concellos pueden ir.

A partir del viernes un ciudadano de Valga o de Pontecesures (área sanitaria de Santiago) no podrá desplazarse a Vilagarcía pero sí a Vigo, a Xinzo de Limia o a Burela, por ejemplo.

Puente de San José y Semana Santa

Con respecto a otras comunidades autónomas, Galicia continuará cerrada, y tanto el puente de San José como la Semana Santa “no van a ser como nos gustaría”, aclaró ayer Núñez Feijóo. De hecho no descartó volver a cerrar “y volver atrás” si la situación así lo requiere.

En este sentido, hizo especial hincapié en utilizar la mascarilla en las reuniones de no convivientes y pidió a los clientes de la hostelería “que tengan un comportamiento individual correcto”. Anunció que continuarán los cribados en las áreas de mayor incidencia y que la cepa predominante en Galicia es la británica, con el 63% de los casos.

Compartir el artículo

stats