Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bateas a la deriva, desprendimientos y árboles caídos en la red eléctrica tras el paso de “Karim”

15

Las huellas de “Karim” en O Salnés Anxo Martínez

El enésimo temporal que cruza Galicia en este 2021 ha dejado un reguero de daños en O Salnés. Bateas a la deriva, árboles caídos sobre el tendido eléctrico, desprendimiento de elementos de fachadas, tejas y planchas de cubiertas industriales que salieron volando... son solo algunas de las incidencias causadas por la borrasca “Karim”.

La mayor parte de las emergencias fueron provocadas por el viento. En la estación que Meteogalicia tiene en la isla de Sálvora se registraron ráfagas por encima de los 125 kilómetros por hora. En la de A Lanzada, se anotó un máximo de 99,8 kilómetros por hora, y en la de Corón se superaron los 87,5.

También llovió de forma copiosa en algunos momentos de la jornada, recogiéndose por ejemplo 31,2 litros por metros cuadrado en la estación de Corón.

Se produjo una nueva caída de cascotes a la calle en Vilagarcía

decoration

Los efectos del viento fueron especialmente intensos en el mar, lo que provocó que quedasen a la deriva al menos tres bateas y algún flotador en los polígonos comprendidos entre O Grove y A Illa.

Algunos armadores salieron a intentar recogerlas pese al mal tiempo, para evitar que las plataformas terminasen dañadas contra la costa o pudiesen suponer un riesgo para la navegación.

Ya en tierra, a primera hora del sábado se desplomó una plancha de piedra decorativa de una ventana en la calle Doutor Tourón, en pleno centro de la ciudad de Vilagarcía. Al caer, los cascotes dañaron levemente un vehículo que estaba aparcado. Hubo que acordonar la zona para evitar riesgos a los viandantes.

El Servicio Municipal de Emerxencias de Vilagarcía señala que las fuertes rachas de viento arrancaron parte del enrejado de madera de un balcón en Juan Carlos I. Asimismo, la lluvia propició la acumulación de mucha agua en varias calles y carreteras, como el Vial del Puerto o Rodrigo de Mendoza.

O Grove y Cambados

En O Grove, la brigada local de Emerxencias tuvo que asegurar el cartel de un restaurante del paseo marítimo, que el viento amenazaba con tirar. En Pedras Negras, parte de la cubierta de un chiringuito de verano salió despedida hasta quedar retenida contra un poste de la luz. Siguiendo en la parroquia de San Vicente, se registró la caída de una farola y de un muro.

También tuvieron que emplearse a fondo los servicios de emergencias en Cambados. La Policía Local indica que un pino se desplomó en Oubiña, y que al caer contra el tendido eléctrico rompió tres postes del alumbrado público.

También en Cambados, se optó por cerrar el parque de Torrado, tras la caída de algunas ramas, y hubo que desplazarse hasta el pabellón del colegio de Castrelo, puesto que el viento amenazaba con arrancar algunas chapas de la cubierta.

El río Umia volvió a desbordar a su paso por Baión, anegando algunas fincas

decoration

Los servicios de emergencias acudieron también a retirar árboles tirados en pistas y carreteras de As Aceñas (A Illa), Santa Baia (Catoira) y Corón (Vilanova), entre otros lugares. Además, en O Terrón un pino se desplomó en una finca privada y cayó sobre un turismo estacionado, al que provocó daños importantes en su parte frontal.

Finalmente, el río Umia experimentó de nuevo una fuerte crecida, muy visible a su paso por Baión. A consecuencia de la misma, volvieron a inundarse algunas fincas del entorno de As Aceñas.

Compartir el artículo

stats