Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los isleños despiden un atípico Carnaval con los Liborios de boda

10

Así despidió A Illa su Carnaval más atípico Iñaki Abella

Si existe un personaje apreciado en A Illa durante los carnavales, ese no es otro que el Liborio, una especie de disfraz hecho a prisa y corriendo que se nutre de ropa guardada desde hace años en cajones, una peluca y una máscara o un simple trapo que impida descubrir la identidad de la persona que está detrás. En una situación como la actual, el simbolismo del Liborio se ha incrementado todavía más ya que la mayor parte de las viviendas decidieron colocar un muñeco imitando a ese personaje en todos los balcones durante los días de Carnaval.

El alcalde ejerció como maestro de una ceremonia con madrina y gaiteira. Iñaki Abella

Pero llegó el momento de despedirse y, en lugar de la quema en las inmediaciones de la rampa de O Naval, se decidió que todos los Liborios, o al menos los de la zona de Palmeira, asistieran a una boda muy especial, la de Coronio, más conocido con el sobrenombre de “Covi”, y María González Nieto.

Alcalde, madrina y gaiteira

A ella asistieron todos los mecos que se encontraban en los balcones más próximos. En el evento no faltaron elementos fundamentales como la madrina, la gaiteira y hasta un alcalde bien entrado en carnes, que unió a la pareja, al menos, hasta el próximo Carnaval.

La despedida de este atípico entroido estaba prevista para hoy, pero las lluvias obligaron a adelantarla para evitar que el pobre Coronio pudiese pillar un catarro, enfermedad con síntomas similares al coronavirus y que podía obligar a confinarlo. Tarta y diversos postres típicos de estas fechas no faltaron para celebrar el curioso enlace.

El grupo de jóvenes que decidió poner en marcha esta despedida, liderado por la que ejerció como novia del Liborio, destacaba ayer que la intención era “darle una alegría a este Carnaval tan raro que nos ha tocado vivir”, contando para ello con el apoyo del colectivo Festas Culturais da Illa, que ya ha promocionado la boda a través del centro neurálgico del Carnaval isleño este año, el Facebook.

"Queríamos darle una alegría a este Carnaval tan raro que nos ha tocado vivir"

decoration

Este colectivo ha sido el encargado de poner en marcha varias iniciativas para animar a la gente a disfrazarse, articulando concursos de fotografía con un buen número de premios de 40 euros. Esos premios se invertirán en el comercio local a través de vales de compra. En total se van a repartir 3.600 euros en premios a aquellas fotografías elegidas por sorteo.

Existen varias categorías, desde el mejor Liborio hasta el mejor disfraz en grupo, pero el objetivo principal era no perder una de las fiestas más importantes que posee A Illa.

Compartir el artículo

stats