La sucesión de temporales como los de las últimas fechas acostumbran a dejar restos de todo tipo en las playas de Carreirón, en A Illa de Arousa.

El espacio natural de A Illa se encuentra orientado hacia la entrada de la ría de Aorusa, y en el acostumbran a depositarse todo tipo de restos, entre ellos, el cuerpo de un delfín.

El cadáver fue localizado estos días por vecinos del municipio en una de las calas más protegidas del parque, la de Os Espiños, donde lo depositó la marea hace unos días, sin que todavía hayan pasado los operarios municipales a retirarlo. De hecho, se sospecha que lleva muerto varios días debido al nauseabundo olor que desprende.

Los hallazgos de este tipo se han repetido en las últimas semanas por toda la costa gallega, al ser arrastrados los cuerpos a tierra por los intensos temporales de viento y mar de fondo que se han registrado.