Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El juzgado cita a Alberto García por el cobro de 75 euros diarios como alcalde

Alberto García en la mañana de ayer en dependencias judiciales.

Alberto García en la mañana de ayer en dependencias judiciales.

Las disputas políticas en el Concello de Catoira entre el BNG y el PSOE, o más concretamente, Alberto García, vivieron un nuevo episodio en la mañana de ayer con la citación judicial al actual alcalde al respecto del cobro de una compensación de 75 euros por día de trabajo en el Concello, pago que se mantiene pese a estar el actual regidor en régimen de jubilado.

El propio Alberto García, no tuvo finalmente que declarar, pero sí comparecer en los juzgados de Vilagarcía. Añadió a su salida que “es una denuncia totalmente desproporcionada y sin ningún tipo de lógica más que la de querer hacer daño a Catoira”. Sí comparecieron ante el fiscal otros representantes del organigrama municipal para negar cualquier atentado por parte del actual alcalde contra las arcas municipales.

Es una denuncia totalmente desproporcionada y sin ningún tipo de lógica más que la de querer hacer daño a Catoira

Alberto García - Alcalde de Catoira

decoration

A este respecto, Alberto García reconoció el cobro de la cantidad de 75 euros diarios como alcalde ateniéndose a lo aprobado plenariamente en 2017. A continuación quiso dejar claro que “es increíble que un partido como el BNG venga a denunciar ahora lo que aprobó con su voto en 2017. Que no se preocupen, que arrieritos somos y en el camino nos encontraremos”.

Acerca del hecho de seguir cobrando esas cantidades una vez jubilado en 2018, el alcalde catoirense fue rotundo al considerar que “no tiene sentido ninguno. Me jubilé a los 65 años porque quise, pero podía seguir cobrando del Concello el sueldo de alcalde y aumentaría la pensión un 4% si hubiese optado por seguir cobrando con la dedicación exclusiva. Lo que no quieren ver es que le ahorré al Concello de Catoira más de 30.000 euros anuales”.

Me jubilé a los 65 años porque quise, pero podía seguir cobrando del Concello el sueldo de alcalde. Lo que no quieren ver es que le ahorré al Concello de Catoira más de 30.000 euros anuales

Alberto García - Alcalde de Catoira

decoration

No desaprovechó la ocasión Alberto García para cargar tintas contra Xoán Castaño del que apuntó que “estuvo año y medio como alcalde y no hizo absolutamente nada por Catoira. Se pasó un año buscando papeles de hace más de treinta años y otro medio año encerrado sin recibir a nadie en el Concello. Su gestión no existió porque a lo único que se dedicó es a sacar documentación del Concello y nada más. Lo único que consiguió, que ya hay que ser torpe, es un acuerdo plenario en el que ellos mismos votaron a favor”.

No faltaron referencias tampoco a los emolumentos cobrados por el líder nacionalista del erario municipal, “también cobra por asistencia a pleno siendo maestro. Además, este señor, por no hacer nada, le costó 43.000 euros anuales al Concello de Catoira y casi 70.000 en todo el tiempo que estuvo sin hacer absolutamente nada de provecho en favor de Catoira, sino más bien perdiendo cosas que estaban muy bien asentadas”.

Alberto García insiste en que “lo único que quieren es que yo desaparezca del mapa, pero aún van a tener que roer bastante hueso. Que se relajen que es lo que tienen que hacer. No saben hacer más política que no sea la de la confrontación y la de la persecución. Todo ello sin hacer nada positivo para Catoira demostrándose que su tiempo en la alcaldía fue una auténtica pérdida de tiempo”.

Cuando llegamos a la alcaldía nos enteramos que el anterior alcalde cobraba una cantidad de 75 euros diarios por asistir al Concello cuando ya estaba jubilado. Entendemos que no es ético y así lo hicimos constar en algunos plenos

Xoán Castaño - Portavoz del BNG de Catoira

decoration

Por su parte, Xoán Castaño recuerda que “cuando llegamos a la alcaldía nos enteramos que el anterior alcalde cobraba una cantidad de 75 euros diarios por asistir al Concello cuando ya estaba jubilado. Entendemos que no es ético y así lo hicimos constar en algunos plenos”.

Añade el portavoz nacionalista catoirense que “no se debería cobrar del Concello y de la jubilación. Porque además con esta medida se está llevando un sueldo encubierto además de su jubilación, algo que no es ni ético ni legal”.

Así las cosas, la tensión política en el concello catoirense se cobra un nuevo capítulo, en esta ocasión, en dependencias judiciales a la espera del avance de esta cuestión en las próximas fechas.

Compartir el artículo

stats