Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los placeros confían en que San Valentín les ayude a recobrar el pulso en las ventas

La plaza de abastos de Vilagarcía, ayer.

La plaza de abastos de Vilagarcía, ayer. M. Méndez

Las plazas de abastos arousanas no atraviesan un buen momento. Como se explicó en las últimas jornadas, después del éxtasis vivido en las fiestas navideñas, las ventas se han desplomado y la “cuesta de enero” se ha acentuado, tanto a causa de la crisis económica y sanitaria provocada por la pandemia, como debido al mal tiempo reinante, ya que condiciona, y mucho, el ritmo y diversidad de capturas.

Es por ello que los placeros tratan de aferrarse a un clavo ardiendo llamado Cupido, como ellos mismos reconocen y comentaban ayer.

Confían en que la fiesta de san Valentín les ayude a remontar el vuelo, pues con la hostelería cerrada, tienen la esperanza de que los arousanos opten por acudir a sus puestos para adquirir pescados y mariscos con el propósito de celebrar en sus casas el día de los enamorados.

20

Los enamorados tienen una cita en las plazas (de abastos) M. Méndez

Una cesta especial por 35 euros, tanto en el puesto como a domicilio

Algunos incluso preparan lotes especiales de mariscos y cava. A modo de ejemplo, en el mercado de Vilagarcía hay puestos donde puede adquirirse una cesta con un benjamín de espumoso, un buey de mar, dos nécoras, un centollo (“bruño”) y medio kilo de cigalas por un precio de 35 euros.

“Puede que san Valentín no nos sirva para salvar el mes, pero al menos este fin de semana puede ser un buen salvavidas para nosotros"

decoration

Aunque se preparan todo tipo de combinaciones de pescados y mariscos frescos, y además tanto se entregan en la propia plaza como se envían a domicilio, para facilitar las cosas a quienes prefieran evitar el desplazamiento o no puedan hacerlo.

Incluso hay puestos en el mercado vilagarciano en los que hacen el reparto a domicilio gratis, si es a cualquier punto de Vilagarcía o municipios cercanos como Catoira, Vilanova, Cambados, Ribadumia o Caldas.

Así lo confirman varios vendedores, tanto en Vilagarcía como en O Grove y Cambados, donde algunos sostienen que la fiesta de los enamorados no se notará en absoluto, mientras que otros dicen haber recibido ya un buen número de pedidos para hoy.

24

Descargas en el puerto de O Grove Manuel Méndez

“Puede que san Valentín no nos sirva para salvar el mes, pero al menos este fin de semana puede ser un buen salvavidas para nosotros, después de un mes de enero horrible y un arranque de febrero igual de malo”, declaraban ayer vendedoras consultadas en los mercados de abastos arousanos.

Está por ver cómo se comportan los precios, ya que, como se explicó en los últimos días, algunos productos se encarecieron de forma notable debido a su escasez.

Los precios marcados ayer en las lonjas

A modo de ejemplo puede decirse que la almeja babosa salió ayer con un tope de 27 euros en la lonja de O Grove, donde la fina cotizó a un máximo de 60, la japónica a 15, el camarón a 85, el centollo a 18 y el pulpo, a 11 euros el kilo.

El centollo llega con fuerza a las plazas de abastos Manuel Méndez

El camarón alcanzó los 115 en A Illa, donde el berberecho llegó hasta los 21 euros, la fina alcanzó los 48 y la babosa marcó un primer “mío” de 30.

En Carril, donde la anguila volvió a venderse a 8 euros, la almeja fina llegó a 44 y el berberecho, a un máximo de 18 euros el kilogramo.

Compartir el artículo

stats