Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La flota relega el centollo a un segundo plano tras vender 489 toneladas por 4,3 millones de euros

La sustitución del paño de los “miños” es una práctica estos días muy habitual.

La sustitución del paño de los “miños” es una práctica estos días muy habitual. M. Méndez

Tres meses después de que comenzara la campaña del centollo, y cuando la demanda de este y otros mariscos ha descendido de manera notable, buena parte de la flota de enmalle que desde noviembre se dedica a este recurso y le saca máximo partido en épocas como la navideña, ha decido centrarse en otras especies, entre ellas el lenguado o los cefalópodos.

Es por ello que muchos de los armadores y tripulantes que integran la flota de enmalle han decidido revisar y repasar el arte de pesca más popular y empleado en Galicia para la captura de centollo, como son los “miños”.

Paño nuevo

Lo que hacen es reparar el paño o incluso sustituirlo por otro nuevo, que es algo que también afrontan las tripulaciones de algunos barcos que van a seguir dedicándose al centollo, pero que han visto seriamente dañados sus aparejos en las últimas semanas, a causa de las batidas del mar.

Un hombre elimina el paño para aprovechar la “plomada”. M.M.

Estas tareas se hacen notar en puertos como el de O Grove, el más importante de Galicia para el rey de los mariscos, ya que es aquí donde se logran las mayores facturaciones por este producto.

Aunque no es el único, ni mucho menos, en el que se efectúan este tipo de reparaciones de redes, ya sea sobre el puerto o en la cubierta de las propias embarcaciones.

Un millar de barcos autorizados en toda Galicia

Hay que recordar que en Galicia hay 914 barcos autorizados para el manejo de los “miños”, situándose 568 de ellos en los puertos de las Rías Baixas.

Limpieza de “miños” en el puerto de O Corgo. | // M.M.

En A Illa, por ejemplo, hay 21 naves autorizadas, en A Guarda son 22 y en Bueu hay 63 con permiso para “miños”, mientras que en Cambados pueden hacerlo 35, en Cangas, 41, y en O Grove, 52.

En el conjunto de la ría de Arousa se dan cita 208 embarcaciones aptas para el empleo de tales redes, mientras que en la de Vigo son 108 barcos, hay 129 en la de Pontevedra y se cuentan 123 barcos autorizados para estas redes de enmalle en la ría de Muros-Noia.

Subasta de centollo en la lonja grovense. Manuel Méndez

Según el Registro de Buques Pesqueros de Galicia, hay otros 95 barcos inscritos en la Costa da Morte, 91 en Coruña-Ferrol, 61 en Fisterra y 43 en Cedeira.

La nécora, que generó 2,2 millones en Galicia, aún aparece a la venta, a pesar de que ya lleva un mes en veda

El sector pesquero que actúa habitualmente de acuerdo con las normas de explotación establecidas, no oculta su preocupación por la existencia de nécora en los mercados a estas alturas del año.

Y es que hace algo más de un mes que comenzó su veda, por lo que debería ser absolutamente inviable su presencia en pescaderías o incluso plazas de abastos. Pero está sucediendo, lógicamente de manera clandestina.

Además de condenar esta práctica furtiva que afecta al conjunto del sector y constituye “pan para hoy, y hambre para mañana”, los pescadores de estos y otros recursos insisten en pedir la colaboración de todos y animan a Gardacostas de Galicia a intervenir con mayor contundencia para disuadir a los pescadores ilegales.

El balance

Procede reseñar que la campaña de pesca de nécora llevada a cabo durante la segunda mitad del pasado ejercicio, y zanjada a principios de enero, resultó positiva para el sector, ya que le permitió obtener en toda Galicia 2,2 millones de euros después de la venta de 134 toneladas.

Es decir, 21 toneladas y 200.000 euros más que en el mismo periodo de la campaña anterior, según los balances oficiales.

Claramente beneficiada por la escasez de pulpo –como sucedió al centollo–, la nécora generó unos 300.000 euros en Ribeira y 235.000 en la lonja de O Grove. Así como 318.000 euros en A Coruña y 545.000 en la de Vigo.

27

O Grove, el puerto por excelencia para el centollo Manuel Méndez

Los resultados obtenidos con el rey de los mariscos

Desde que comenzó la campaña del centollo, en noviembre pasado, hasta finales de enero, buena parte de esa flota hizo posible que se subastaran en las lonjas gallegas 489 toneladas de centollo, por importe de 4,3 millones de euros.

En esos tres meses la mayor facturación volvió a corresponder a la rula de O Grove, con más de 715.000 euros por la venta de 50 toneladas de este crustáceo, situándose Ribeira con 714.000 euros, después de despachar 75 toneladas.

La introducción de los "miños" en uno de los barcos. M.M.

Vigo superó los 625.000 euros y adelantó a la lonja de A Coruña,

El tercer puesto en el ranking de facturaciones fue para la lonja de Vigo, que superó los 625.000 euros (69 toneladas), adelantando a la lonja de A Coruña, donde se quedaron en 614.000 euros (109 toneladas).

Pueden mencionarse, igualmente, los 200.000 euros facturados en Muros (34 toneladas), los 164.000 que consiguió Cambados y los 158.000 de Cangas, en ambos casos con once toneladas comercializadas.

Otro dato relevante es que el centollo llegó a cotizarse por encima de los 40 euros el kilo en muchas de las lonjas gallegas. En algunas incluso superó los 50.

Compartir el artículo

stats