Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las farmacias agotan los test de saliva gratuitos al disponer de solo diez diarios

La farmacia de María Jesús Rolán, en Vilagarcía. | // NOÉ PARGA

Se agotaron en menos de un par de horas. Se trata de los tubos para la recogida de muestras de los test de saliva gratuitos que ayer se pusieron a disposición de los arousanos de 40 a 64 años en las farmacias de la comarca para detectar positivos asintomáticos de COVID. Se trata de un programa en el que participan un total de 380 boticas de toda la provincia.

Un único laboratorio (situado en Vigo) es el encargado de analizar las muestras de todas las farmacias, por lo que al menos por el momento, cada establecimiento solo puede enviar diez cada día.

Si a la escasez de tubos se suma el gran interés de los ciudadanos por hacerse la prueba, el resultado es el obtenido ayer: tubos que se esfumaron en cuestión de minutos. En el centro de Vilagarcía antes de las once de la mañana ya no quedaba ninguno.

Éxito de la iniciativa

En la farmacia de Corón, en Vilanova, tardaron un poco más en agotarlos, pero también acabaron quedándose sin ellos. “Nos dan 80 tubos a la semana. Unos días se pueden entregar 20 y otros 10. Yo hoy ya he hecho reservas para los días siguientes de gente que se quedó sin el test. Estamos estableciendo cita previa para la recogida, con una hora estimada para evitar aglomeraciones”, señala la titular del establecimiento vilanovés.

Con respecto a las edades, indica que “están viniendo de todas” las indicadas (entre 40 y 64 años), y ello a pesar de que el horario fue de mañana, cuando más gente trabaja.

Distribución en 42 despachos

Según la información del Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Pontevedra, participan en el cribado poblacional 42 farmacias de las comarcas de O Salnés y Ullán. Doce de ellas están en Vilagarcía: Manuel Chaves Castro, María José Gómez Nistal, Sofía Claro, Valdés, García Bravo, Rolán, García Rodríguez, Rodríguez Martínez, Arenaz en Carril, Durán en Vilaxoán, Rodríguez Domínguez en Bamio y Nartallo García en Rubiáns.

En Vilanova están adscritas las seis boticas, en Cambados cuatro (las de la calle Alfredo Brañas, Hospital, Plaza Asorey y Corvillón), en O Grove otras cuatro (dos en Luis A. Mestre, una en Castelao y otra en Plaza de Arriba) y en Sanxenxo seis (incluida la de Vilalonga). Una está en Catoira (calle Baiuca), otra en A Illa de Arousa (avenida de Castelao) y otra en Pontecesures (avenida de Vigo).

En Meis, Meaño y Ribadumia disponen de test de saliva gratuitos dos boticas en cada municipio. En el meisino se trata de las farmacias de Paradela y Mosteiro, en Ribadumia las de Cruceiro Vello y Barrantes, y en Meaño las de Dena y la Praza da Feira.

En Vilagarcía, la farmacia García Bravo no se ha decantado por la cita previa ni por elaborar una lista de espera para las personas que ayer no pudieron acceder al test. “Ahora está habiendo el “boom” de la novedad, pero espero que baje con el paso de los días”, confía la farmacéutica.

Una vez entregada la tarjeta sanitaria y comprobado que cumple las condiciones, el ciudadano recibe un pequeño recipiente para que al día siguiente lo devuelva con saliva en su interior. Es muy importante que la muestra se recoja el mismo día que se lleva a la botica, siempre antes de las 10.30 horas.

En busca de asintomáticos de 40 a 64 años

El cribado preventivo puesto en marcha por el Sergas en colaboración con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Pontevedra está destinado a personas de entre 40 y 64 años. Como requisitos, no pueden tener síntomas de COVID, haber dado positivo en los últimos tres meses ni trabajar en residencias o centros de personas con discapacidad. Tampoco haber hecho una PCR en los quince días anteriores a la toma de la muestra de saliva.

Compartir el artículo

stats