El concurso para adjudicar el contrato de suministro del “multamóvil” para la Policía Local de Vilagarcía ha quedado desierto. Al procedimiento abierto simplificado se presentaron dos empresas, pero una de ellas entregó documentación que le fue requerida fuera de plazo y la otra incumplía el pliego de condiciones al ofertar un sistema de cámaras portátil que no se integraba en el vehículo.

Esta última firma, que quedó excluida del procedimiento, presentó un recurso de alzada que fue rechazado en junta de gobierno local porque pese a alegar la compañía que la posibilidad de intercambiar la cámara “es una mejora importante porque permitirá a la Policía Local de Vilagarcía utilizar el sistema de reconocimiento de matrículas en diversos vehículos, no quedando el sistema inoperativo porque uno en concreto tenga que ir al taller”, el gobierno municipal insiste en que su oferta “no se ajusta a lo indicado en el pliego de prescripciones técnicas particulares”. A ello se une el informe desfavorable de la Mesa de Contratación.