Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cierra la rúa de Valle Inclán por el derribo del cuartel cambadés

La calle Valle-Inclán permanece cortada al tráfico desde ayer por la mañana. |  // NOÉ PARGA

La calle Valle-Inclán permanece cortada al tráfico desde ayer por la mañana. | // NOÉ PARGA

Una excavadora derriba el edificio principal del antiguo cuartel de Cambados Noé Parga

Dos meses se calcula que van a durar las obras de demolición del vetusto y obsoleto cuartel de la Guardia Civil de Cambados, una actuación que comenzó en el mes de enero y que, en el día de ayer, entró en su segunda fase, con el derribo del edificio principal en el que se encontraban las oficinas. Esta segunda fase resulta algo más complicada que la anterior, ya que ha obligado a cortar todo el tráfico en la calle Valle-Inclán, próxima también a los juzgados, para facilitar la retirada de los cascotes y la realización de las obras.

El vial se cortó a las 8.00 horas de ayer y está previsto que se vuelva a reabrir el próximo miércoles. La intención de la concesionaria es que, en la medida de lo posible, toda la zona adyacente al cuartel pueda continuar con su vida normal dentro de lo posible. Así, por esa zona pueden pasar los residentes en el edifico que se encuentra en las inmediaciones del cuartel y los usuarios del estacionamiento.

Las obras de demolición del cuartel de Cambados comenzaron el pasado mes de enero como paso previo a la construcción de unas nuevas estancias. La villa del albariño llevaba décadas aguardando por ellas debido al pésimo estado en que se encontraban las dependencias policiales. Las obras para eliminar el edificio superan los 200.000 euros y se espera que estén finalizadas este mes o en marzo. Una vez que la finca esté explanada y limpia, se procederá a construir un nuevo inmueble moderno y funcional que continúe atendiendo gran parte de la comarca de O Salnés.

Mientras se procede al derribo de las vetustas instalaciones, técnicos del Ministerio del Interior están redactando el proyecto para la construcción del nuevo.

Las previsiones que maneja el departamento que dirige el ministro Grande Marlaska hablan de licitar y adjudicar la obra a lo largo de este mismo año. Esa circunstancia permitiría que los edificios que conformen el nuevo cuartel se puedan construir entre 2022 y 2023, cuando podrían abrir sus puertas las nuevas instalaciones. El coste global de la obra sería de unos seis millones de euros, que se invertirán en partidas plurianuales.

Mientras duran las obras, el servicio que prestan los agentes de la Guardia Civil de Cambados se mantendrá en las dependencias de A Mercede, donde ya llevan instalados desde hace tiempo a la espera de contar con unas instalaciones nuevas, modernas y funcionales.

Compartir el artículo

stats