Los dueños de perros ya disponen de tres nuevos espacios en Vilagarcía para el recreo y para ejercitar a sus mascotas. Se trata de los nuevos parques caninos que el Concello acaba de terminar en A Tomada (Carril), O Piñeiriño y Fexdega, los cuales se suman al que ya existía junto al pabellón de A Maroma y a la playa canina de O Castelete. Ravella invirtió cerca de 50.000 euros en la construcción de estas zonas de esparcimiento para los perros. La concejala de Bienestar Animal, Matilde Laya, y la de Urbanismo, Paola María, inspeccionaron las instalaciones una vez concluidas las obras.

Fuentes municipales explican que independientemente de sus dimensiones (1.192 metros cuadrados el de Fexdega, 816 el de O Piñeiriño y 1.563 el de A Tomada), los tres parques caninos tienen unas características similares, como por ejemplo en lo relativo el cierre, que está hecho a base de listones de madera de colores de 1,2 metros de alto y una separación entre barrotes no superior a los 5 centímetros para evitar que los canes de menor tamaño puedan escaparse. Los recintos disponen de acceso de doble puerta y zona intermedia donde los dueños pueden poner y quitar cómodamente la correa a sus mascotas a la entrada y salida de la instalación.

En relación a los equipamientos, los parques están dotados de papeleras con dispensador de bolsas para la recogida de excrementos, papeleras genéricas, bancos y fuente con dos grifos (uno de ellos dotado de vaso donde pueden beber los perros).