La Unión Federal de Policía (UFP) advierte de que los agentes de la comisaría de Vilagarcía carecen de mascarillas FFP2 con las que poder desarrollar su trabajo con seguridad.

“Los policías nacionales no hacen su labor con un mando a distancia, y para identificar, detener, cachear, sancionar y actuar tienen que estar en contacto directo con la sociedad y con aquellos que intentan socavar las normas y leyes que rigen la convivencia en un estado democrático”, apuntan desde el sindicato, que exige a las administraciones que “se trate a los policías con el respeto que se merecen y se les dote diariamente de los medios de protección necesarios para hacer su trabajo”.

Recuerdan desde la UFP que “el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a diferencia del Gobierno de España, sí catalogó a la Policía como colectivo esencial” y ofreció al Estado “los servicios de la comunidad gallega para hacer cribado y PCR a todos los agentes de Policía Nacional, si bien no se han efectuado, pero sí se han hecho a guardias civiles, policías locales y a los agentes adscritos a la Unidad de Policía Adscrita a la Xunta”. El sindicato denuncia “discriminación” y “desprotección” frente al COVID.