Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Últimos días para renovar la licencia de “collareira”

Un puesto de collares, pulseras y demás objetos elaborados con conchas.

Hace unos días se daba cuenta en FARO DE VIGO de lo importante de preservar un oficio tradicional como el de “collareira”, al igual que se alertaba de su progresivo declive, dada la ausencia de relevo generacional. Hoy hay que abundar en ello para destacar que el día 15 se agota el plazo para renovar las licencias y ampliar su vigencia dos años más. 

Estas dos cuestiones están ligadas, ya que, sin permiso para la venta de los tradicionales collares, pulseras, anillos, diademas, broches y pendientes de conchas, la típica imagen de las vendedoras en la isla de A Toxa o el puerto de O Corgo puede perderse para siempre. 

Una de las últimas "collareiras" MANUEL MÉNDEZ

De ahí que en el gobierno del alcalde José Cacabelos y la edil María López, responsable de Comercio, se insista en la necesidad de cumplimentar este trámite, dejando constancia de que la renovación de licencias para la venta ambulante de los ornatos personales elaborados con las conchas marinas recogidas en las playas de O Grove debe efectuarse antes del día 15, e inevitablemente.

El modelo de solicitud.

Este llamamiento se dirige a los 58 titulares del permiso actualmente inscritos en el “Censo de Colareiras do Concello do Grove”, quienes deben presentar sus solicitudes en las oficinas o la sede electrónica municipal (concellodogrove.sedelectronica.gal). 

Hay que advertir, y así lo hace la Administración local, de que no renovar la licencia en el plazo establecido “determinará su caducidad y la pérdida del derecho al ejercicio de la actividad”. 

Montse Betanzos. Bernabé

Superar este trámite es, hay que decirlo, una forma de salvar los muebles en tiempos complicados para un sector artesanal claramente afectado por los cierres perimetrales y demás restricciones de movilidad derivadas de la pandemia.

Sin turistas a la vista, las “collareiras” no tienen a quién vender sus productos.

Y como se explicaba hace días, sin jóvenes dispuestos a coger el testigo para favorecer el relevo generacional, tampoco nadie puede garantizar que en el futuro se sigan vendiendo esos objetos artesanales de bisutería creados a partir de la recolección y manipulación de conchas en las playas.

8

Los collares de conchas de O Grove, en peligro de "extinción"

 En ello abundaba, cabe recordar, una “collareira” tan conocida como Montse Betanzos, que dispone de un taller y una marca que llevan su nombre.

Esta empresaria resalta que el suyo es un oficio “en peligro de extinción por falta de relevo generacional”, a pesar de tratarse de una actividad reconocida con el distintivo de Artesanía de Galicia. 

Imagen de archivo de la venta de collares en A Toxa. M.M.

De ahí que, desde su taller de O Grove, abogue por “mantener y revitalizar esta práctica con un estilo contemporáneo, conservando la esencia de la elaboración original de bisutería y complementos con las coloridas conchas marinas que son la base de todo nuestro trabajo”.

Compartir el artículo

stats