El delfín listado (Stenella coeruleoalba), propio de las zonas templadas y tropicales del planeta y el cetáceo más frecuente en el Mediterráneo occidental, está entre las especies afectadas por los últimos temporales en la costa gallega.

Relacionadas

Ya se explicó que el pasado fin de semana se registró el varamiento en el litoral de la comunidad, y particularmente, en las Rías Baixas, de 17 mamíferos marinos. Aunque, a buen seguro, habrán sido muchos más, y puede que sigan apareciendo en próximas jornadas.

Entre esas víctimas estaba un ejemplar de delfín listado descubierto en la playa grovense de Virxe das Mareas por el Instituto para el Estudio de los Delfines Mulares (BDRI), dirigido por Bruno Díaz López.

La sucesión de temporales de las últimas semanas está provocando que muchos delfines muertos, ya sea por capturas...

Posted by BOTTLENOSE DOLPHIN RESEARCH INSTITUTE - BDRI on Monday, February 1, 2021

Esta entidad alertó a la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (Cemma) para que se hiciera cargo del animal, por tratarse de la gestora de la Red de Varamientos puesta en marcha por la Xunta de Galicia.

Tras lo cual explicaron que el delfín listado “es una especie bastante rara en nuestras aguas, con un reducido número de varamientos en comparación con otras especies”, como el delfín común o el mular (arroaz).

“Pocas veces al año observamos a estos animales, más propios de aguas con profundidades por encima de los 300 metros”

Bruno Díaz López - Director del BDRI

De hecho, es tan escasa la presencia del listado por estas latitudes que en las campañas de observación e investigación desarrolladas por el BDRI “pocas veces al año observamos a estos animales, más propios de aguas con profundidades por encima de los 300 metros”, reconoce su director.

Un animal "pequeño"

El Stenella coeruleoalba está considerado un pequeño delfín, ya que normalmente no supera los 220 centímetros de longitud máxima. Nada que ver con los cuatro metros que puede alcanzar el delfín mular, tursón o nariz de botella (Tursiops truncatus), que junto al delfín común oceánico o de aletas cortas (Delphinus delphis) es mucho más conocido en Galicia.

De hecho, el trabajo realizado a lo largo del año pasado en la costa gallega –ochenta jornadas de muestreo y 5.866 kilómetros recorridos– permitió al BDRI completar con éxito un total de 503 avistamientos de ocho especies de cetáceos odontocetos (cetáceos dentados).

Destacaron, por encima de todos, los 216 avistamientos de delfín mular realizados, junto a 206 de delfín común.

Se completa la relación con 77 de marsopa común (Phocoena phocoena), tres de calderón gris (Grampus griseus) y un avistamiento de calderón común (Globicephala melas).

Te puede interesar:

De este modo queda patente “la gran importancia de estas aguas para la conservación de estas especies”, resalta Bruno Díaz. De ahí la preocupación mostrada por la mortandad detectada a raíz de los últimos temporales.

Hay que reseñar que en algunos casos se trata de animales que murieron por causas naturales en el océano y las corrientes impulsaron sobre la orilla, mientras que otros quedan heridos, debilitados o se ahogan a causa de la pesca accidental y las redes fantasma.