Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un incendio afecta a una panadería de Ousensa debido a una avería en el horno

Actualmente sin actividad, el local está en el bajo de una vivienda unifamiliar | El fuego se originó en el motor de gasoil | Los bomberos controlaron el foco en solo 15 minutos

Local en el que se originó el incendio, perteneciente a la antigua Panadería Leiro. | // I. ABELLA

Un incendio en un bajo acondicionado para panadería alteró la mañana de ayer en la parroquia vilanovesa de Ousensa. La causa de las llamas fue una avería en el motor de gasoil del horno que se encontraba encendido debido a razones de mantenimiento del mismo, pese a no contar con actividad.

Ubicada en el bajo de una vivienda unifamiliar, la panadería, anteriormente conocida como Leiro, se encontraba cerrada debido a la jubilación de su propietario, a la sazón, residente en la vivienda. Con el ánimo de poder alquilar el local para que otros puedan retomar allí el negocio para el que está equipado, prácticamente a diario realiza labores de mantenimiento. Entre ellas, la de mantener el horno en óptimas condiciones con su encendido y acondicionamiento.

Incendio en Ousensa Iñaki Abella

Fue precisamente una avería en el motor de bombeo lo que causó el fuego, originando una abundante humareda que podía verse a muchos metros de distancia de la vivienda. Según apuntó el propio propietario, él mismo trató en primera instancia de sofocar el fuego, pero el hecho de que se fuese la luz se lo impidió debido a que también le dejó de funcionar el bombeo automático de agua por lo que no pudo actuar.

A partir de ese momento se reclamó la atención del servicio de bomberos, desplazándose al lugar dotaciones de los parques de Vilagarcía y Ribadumia al tratarse de una vivienda unifamiliar, así como Policía Local y Protección Civil de Vilanova.

Gran operativo

El operativo tardó aproximadamente unos 15 minutos en sofocar las llamas en el local que se encontraba totalmente lleno de humo debido a la combustión. No fue hasta una hora después cuando terminó todo el operativo tras las labores de ventilación oportunas debido a los gases allí acumulados.

Afortunadamente, no hubo que lamentar daños a personas. Solo los desperfectos ocasionados en el horno y las manchas de humo conforman el parte de incidencias de una avería que sí pudo ir a mayores de no ser porque fue inmediatamente notificada por el mismo propietario del local apenas minutos después de producirse. El hecho no pasó desapercibido para vecinos del lugar que prácticamente siguieron el operativo en todo momento desde las cercanías.

Compartir el artículo

stats