Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La curva se descontrola en O Salnés con 527 positivos, que crecen a un ritmo de 23 diarios

La incidencia se dispara a 432 contagios por 100.000 habitantes E Las intervenciones quirúrgicas se limitan a urgentes y oncológicas E Hay 21 enfermos críticos E Se harán traslados incluso entre distintas áreas sanitarias

El Hospital do Salnés tiene 13 pacientes ingresados y por ahora hay camas libres en el ala COVID.  | // N.P.

El Hospital do Salnés tiene 13 pacientes ingresados y por ahora hay camas libres en el ala COVID. | // N.P.

La EOI, ayer cerrada.   | // N. PARGA /

La EOI, ayer cerrada. | // N. PARGA /

En la última semana se contagiaron de coronavirus en O Salnés 158 personas, lo que significa en una media de 23 cada día. Según los datos que el Sergas proporciona a los ayuntamientos, el martes la comarca rebasó el medio millar de casos activos y ayer la curva continuó creciendo hasta los 527, es decir, 158 más que hace siete días, o lo que es lo mismo, un incremento de nada más y nada menos que del 43%. Salvo O Grove, A Illa y Ribadumia, que están registrando una evolución positiva en la lucha contra la pandemia, los nueve concellos restantes han experimentado sucesivos repuntes que en casos concretos como el de Sanxenxo se traducen en el triple de contagios en cuestión de una semana, pasando de 50 a 143. La pandemia está descontrolada y esta preocupante situación se refleja en la presión hospitalaria, que crece tanto en el Hospital do Salnés como en Montecelo, donde permanecen en la unidad de críticos 21 personas (6 más que el día anterior) y en planta 87. Para atender la creciente demanda de COVID, todos los hospitales han suspendido operaciones y hasta nuevo aviso únicamente mantendrán la cirugía urgente, la oncológica y las intervenciones de patologías de “prioridad 1”.

La directora asistencial del área sanitaria de Pontevedra-O Salnés, Sonia Fernández-Arruti, admite que “la situación se ha complicado en esta última semana y por desgracia la previsión es que seguirá complicándose”. Por ello la Xerencia cuenta con cinco unidades COVID de hospitalización y dos y media para críticos.

En el Hospital do Salnés están ingresados 13 enfermos de coronavirus (cinco más), fundamentalmente debido al traslado de pacientes de Pontevedra a la tercera planta del centro de Rubiáns. En este sentido, Fernández Arruti anunció que “en caso necesario todos los hospitales de la red Sergas vamos a funcionar como un único hospital”, de forma que se podrán realizar traslados de enfermos de centros saturados a otros con mayor disponibilidad de camas libres, incluso de distintas áreas sanitarias.

Con respecto al ala COVID del Hospital comarcal, fuentes oficiales de la Xerencia aseguran que no ha habido cambios en la organización; se mantiene la misma capacidad y hay camas vacías.

El área sanitaria ha rebasado la barrera de los dos mil casos activos (2.022 concretamente, 82 más que el día anterior). De ellos, una cuarta parte están en O Salnés, una comarca que no llega a los 110.000 habitantes pero que contabiliza 527 contagios de coronavirus.

Para hallar la incidencia acumulada, las autoridades sanitarias utilizan el número de nuevos casos diagnosticados en los últimos catorce días, que en O Salnés ascienden a 489 según los últimos datos publicados en el mapa COVID del Sergas. Esto significa que la comarca registra una incidencia de 432 nuevos positivos por 100.000 vecinos.

Vilagarcía, el concello más poblado de la zona, continúa siendo el que concentra un mayor número de casos activos. Ayer eran 156, y aunque la pandemia dio una ligera tregua al municipio con tres positivos menos, la tendencia de la última semana es como en la mayoría de la comarca, al alza.

Así, Vilanova y Cambados ya alcanzan los 50 infectados en cada localidad (un incremento de tres y cuatro casos respectivamente en 24 horas) y Meis los 48 (uno más). Meaño llega a los 20 (dos más) y Ribadumia a los 13 (tres más).

No obstante si observamos la evolución a lo largo de la última semana, Ribadumia también está entre los concellos que han rebajado su incidencia, junto a A Illa y O Grove.

Los colegios tienen 142 casos y se suman tres centros a la lista

Los casos de COVID siguen al alza en los centros educativos de O Salnés y Ullán, al pasar de 134 a 142 en un cuestión de 24 horas. A la lista de colegios e institutos afectados se sumaron ayer tres: el Enrique Barreiro Piñeiro de Cambados, el CEIP Portonovo y el instituto de Carril, con un positivo en cada centro.

Los recintos educativos con más positivos son el Cruceiro de Sanxenxo (pasó de 20 a 24 contagios), el IES de Valga (se mantiene en 11), y el colegio de Carril (de 10 a 11 casos y dos aulas confinadas). Además, en Vilagarcía continúan cerradas dos aulas en Vilaxoán, una en el Arealonga, una en el San Francisco y una en la escuela infantil municipal. La que ha reanudado su actividad ha sido la de la guardería pública de Cambados.

En los demás municipios permanecen en cuarentena un aula de la escuela infantil municipal de Valga y otra en el colegio A Florida de Sanxenxo.

El CPI de Pontecesures experimentó un incremento de 8 a 9 positivos, mientras que el Baño-Xanza de Valga bajó de 9 a 8.

El Rosalía de Castro de O Grove cuenta con dos casos (uno más que el día anterior), mientras que descendió el número de contagios en los colegios de A Escardia (de 4 a 3), A Lomba (de 3 a 2), IES Cotarelo (de 4 a 3) y Salesianos de Cambados (de 2 a 1).

Clases telemáticas para los alumnos de la Escola de Idiomas, conservatorios y escuelas de música

La Escola Oficial de Idiomas (EOI) de Vilagarcía permanece cerrada desde ayer a consecuencia de las nuevas restricciones marcadas por la Xunta al menos hasta el 17 de febrero. Así, su millar de estudiantes recibirá la formación de forma telemática, al igual que los 115 alumnos del Conservatorio Municipal y los 364 de la Escola de Música “Bernardo del Río”. Aunque la norma para impartir docencia a distancia solo afecta a los conservatorios y escuelas oficiales de idiomas, el Concello de Vilagarcía consideró oportuno aplicarla también a la Escola de Música, que utilizará un sistema similar al del confinamiento de la primavera pasada.

El Ayuntamiento de Valga también anunció ayer que su Centro Superior de Música, la Escola de Música, Educación de Adultos, programación cultural, exposiciones y biblioteca permanecerán cerradas. En definitiva, quedan suspendidas todas las actividades del Auditorio valgués, como también su cafetería. Solo se mantienen abiertos el Centro de Día y el taller de empleo Ulla-Umia V. Para contactar con el Auditorio es necesario llamar al teléfono 659 063 714.

Desde Vilagarcía, el Concello explica que “los conservatorios y escuelas de idiomas aglutinan a estudiantes de diferentes municipios, y en unos momentos en los que se limita al máximo la movilidad y en el que todos los concellos de Galicia están cerrados perimetralmente para tratar de frenar la expansión del COVID, lo más oportuno es evitar que estos alumnos se desplacen, y sobre todo cuando muchos tienen que hacerlo acompañados por familiares adultos”.

El Conservatorio vilagarciano se cuenta con la plataforma “Moodle” para las aulas virtuales y a mayores también utilizará el sistema de videoconferencia. Aunque el curso comenzó con clases presenciales, desde el principio se pusieron en práctica sesiones a través del aula virtual como formación complementaria, por lo que alumnos y profesores ya están acostumbrados a este medio.

Compartir el artículo

stats