Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quedan libres los “lancheros” detenidos tras el accidente mortal de Andalucía

El Juzgado de Estepona les mantiene la condición de investigados por un presunto delito de contrabando | Entre los arrestados figura el grovense Francisco Javier Otero Magdalena

Juicio en la Audiencia de Pontevedra en el que fue condenado Otero Magdalena. |  // RAFA VÁZQUEZ

Juicio en la Audiencia de Pontevedra en el que fue condenado Otero Magdalena. | // RAFA VÁZQUEZ

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Estepona acordó durante la mañana de ayer la puesta en libertad de los tres hombres detenidos el domingo tras una persecución por mar en aguas de Andalucía, que se saldó con la muerte de uno de los tripulantes de la planeadora que se dio a la fuga.

Entre los tres investigados se encuentran un vecino de las Rías Baixas, de unos 40 años, y sin antecedentes previos, de iniciales P.G., y el grovense Francisco Javier Otero Magdalena. Este último, de 51 años, sí tiene un amplio expediente policial, que se remonta a la década de los 90.

Los detenidos se acogieron a su derecho a no declarar. El juez acordó su puesta en libertad provisional, pero les mantiene como investigados por un presunto delito de contrabando. Además, deberán presentarse en el Juzgado 4 de esta ciudad de Málaga cuando sean requeridos para ello, puesto que la instrucción se dirigirá desde esta oficina.

Del Estrecho a Málaga

Los hechos se remontan al domingo a mediodía, cuando una patrullera del Servicio de Vigilancia Aduanera detectó en las proximidades del Estrecho de Gibraltar una embarcación semirrígida con cuatro personas a bordo. Le dieron el alto, al entender que podría tratarse de un grupo de narcotraficantes o contrabandistas, pero según el relato oficial los sospechosos emprendieron la huida a toda velocidad. El equipo de Aduanas fue detrás, iniciando una larga persecución, que culminaría en aguas ya de la provincia de Málaga.

Fuentes oficiales señalan que la planeadora era pilotada por un vecino de la La Línea de la Concepción, de 38 años, y que presuntamente perdió el control de la misma debido al mal estado del mar. En ese momento, la patrullera de Aduanas embistió la embarcación menor, al no darle tiempo a parar ni a variar el rumbo.

A consecuencia del impacto, perdió la vida el piloto de la lancha de los presuntos contrabandistas, y los otros tres tripulantes resultaron heridos de diversa consideración. En la embarcación no había sustancias prohibidas, pero sí varios tanques de combustible.

Los arrestados fueron derivados a un hospital, donde fueron atendidos de diversas contusiones, y aunque en un primer momento se esperaba que declarasen en el juzgado de Estepona ya el lunes, finalmente se retrasó a ayer martes la puesta a disposición para darles tiempo a que se recuperasen mejor de las lesiones.

Conflicto diplomático

Francisco Javier Otero Magdalena, vinculado al clan de los Rubios de San Vicente de O Grove, ya protagonizó en 2009 una sonada huida por mar de la Guardia Civil, que terminó en aguas jurisdiccionales de Gibraltar y con un amago de conflicto diplomático entre la colonia británica y España.

Posteriormente, la Audiencia de Pontevedra le condenó en 2015 a casi tres años y nueve meses de prisión por un alijo de cuatro toneladas de hachís que intentaba introducir en la península desde Marruecos, pero Otero Magdalena escapó y pasó casi tres años en paradero desconocido.

En mayo de 2018, la Guardia Civil le encontró escondido en casa de su exmujer, en O Grove. Ahora ha vuelto a la actualidad, tras sobrevivir a una persecución marítima que terminó con un accidente mortal.

Compartir el artículo

stats