La aprobación definitiva del expediente extraordinario de modificación de crédito del Presupuesto 2020 por 791.483,22 euros permite dar vía libre a tres proyectos municipales que estaban pendientes de financiación. Se trata de las obras de accesibilidad en algunos tramos de la avenida de Cambados, Doutor Tourón y la calle Marxión; del cambio de pavimento del parque Miguel Hernández, y de mejoras en el cementerio de Rubiáns.

El presupuesto para los trabajos de accesibilidad en los tres viales es de 150.000 euros. La previsión del gobierno municipal en la rúa Marxión pasa por establecer un único sentido de circulación en el tramo comprendido desde la avenida de Juan Carlos I hasta la rúa do Pino, de forma que puedan habilitarse en la misma plataforma viaria, mediante señalización horizontal, corredores seguros para los peatones en ambos lados de la calle. La actuación se completa con la instalación de sistemas de calmado de la velocidad.

Se trata de una vía que fue inicialmente un camino rural y que, con el paso del tiempo y el desarrollo urbanístico, se convirtió en un vial urbano, pero sin ancho suficiente como para contar con aceras y un vial de doble sentido de circulación.

En Doutor Tourón se acometerá el ensanche de aceras en el tramo entre Alejandro Cerecedo y la iglesia parroquial de Santa Eulalia, siguiendo el proceso ya iniciado en un tramo anterior. Esta vía es ya, desde hace tiempo, de sentido único. Según el proyecto, las aceras se construirán con un pavimento continuo sin presencia de resaltes que puedan dificultar el tránsito de las personas. Los trabajos incluirán la renovación de las redes de saneamiento y de pluviales.

La tercera actuación de este proyecto corresponde a la avenida de Cambados en el tramo comprendido entre la calle de Mondariz y los semáforos de acceso a la urbanización de O Piñeiriño. Las obras consistirán en la dotación de una acera nivelada, lisa y continua que ofrezca mayor seguridad a las personas que por allí transitan, ya que las actuales losetas están muy deterioradas.

En cuanto al parque Miguel Hernández, el crédito extraordinario dota a la obra de 375.283,22 euros. Se trata de reemplazar el pavimento formado por losas de pizarra que se encuentran muy deterioradas, ya que se escaman y rompen con facilidad. La idea es sustituirlas por un suelo de mayor durabilidad y con menor necesidad de mantenimiento, que además garantice la seguridad de las personas que acuden a esta zona verde de la ciudad.

El gobierno local decidió no proceder a la reparación de los corredores de este parque afectados por las losetas en mal estado debido a que, por una parte es difícil conseguir un material que se ajuste al que hay en la actualidad, y por otro, debido a la fragilidad de las losetas de pizarra, en pocos años volvería a producirse el mismo problema en este importante espacio de esparcimiento.

Las obras previstas en el cementerio municipal de Vilagarcía, ubicado en la recta de Rubiáns, también son principalmente de accesibilidad.

Para esta actuación, del crédito extraordinario que acaba de superar todos los trámites, se reserva una partida de 266.200 euros.

Se construirán rampas y se acondicionará el pavimento del camposanto para mejorar el tránsito de las personas que acuden a estas instalaciones. Además se pretende corregir un problema de acumulación de agua en algunas zonas, entre otras mejoras.