Vicepresidencia de la Xunta elude pronunciarse acerca de si mantendrá a la funcionaria de refuerzo del Registro Civil de Vilagarcía a pesar de que su cese puede provocar un verdadero caos de funcionamiento en el Juzgado número 2 en el que está integrado.

Como se publicó este domingo, la ingente actividad del Registro Civil requiere la presencia de ambas funcionarias asignadas pues además de atender al público su labor genera miles de tramitaciones, en tanto que abarca todo tipo de inscripciones (más de 500 fallecimientos al año, unos 350 nacimientos del Hospital do Salnés, separaciones matrimoniales, cambios de nombre o apellido, una quincena de fes de vida o exhortos).

Vicepresidencia subraya que la normativa vigente demanda que la existencia de medidas de refuerzo o prolongación de jornada “supongan la programación de un plan concreto de actuación, por lo que todos los juzgados que consideren necesaria la prórroga de esas medidas de apoyo deben remitir a la Dirección Xeral de Xustiza, junto con la petición, la justificación de la carga extraordinaria de trabajo, el plan de actuación con indicación expresa de los objetivos a cumplir y la estimación del tiempo de duración”, presentado ya por la letrada.

Añaden que los órganos judiciales con Registro Civil, como es el caso de Vilagarcía 2, “cuentan con un funcionario más”, en concreto nueve plazas a las que se suma la de una interina que, por cierto, lleva 16 años de trabajo.

En la Xunta admiten que la letrada del Vilagarcía 2 remitió a la Xunta la solicitud de prórroga de este refuerzo con el plan de actuación correspondiente y que esta iniciativa “será estudiada y valorada por la Xunta”.

Por otra parte, expone que “la concreta labor que desarrollan los funcionarios en este tipo de partidos judiciales no está diferenciada, siendo su asignación una cuestión de reparto interno o autoorganización del órgano judicial, por lo que en situación de ausencia por vacaciones u otros motivos, le corresponde a la letrada de la administración la reordenación del trabajo de los funcionarios para poder atender así, entre otros, el servicio del Registro Civil.