Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un control de Policía Local y Guardia Civil detecta infractores de tráfico y contra las normas COVID

El Concello de Vilagarcía contrata 4 auxiliares durante 4 meses para reforzar la plantilla, ante el aumento de la carga de trabajo

Control de Policía Local y Guardia Civil en Rubiáns. |   // NOÉ PARGA

Control de Policía Local y Guardia Civil en Rubiáns. | // NOÉ PARGA

Un momento del control conjunto por la mañana. | // NOÉ PARGA

La Policía Local de Vilagarcía de Arousa y la Guardia Civil de Tráfico han vuelto a realizar controles conjuntos en distintos puntos del término municipal con el fin de verificar el grado de cumplimiento de los ciudadanos respecto a las restricciones sanitarias impuestas por la pandemia del coronavirus. Uno de estos dispositivos tuvo lugar en el cruce de la recta de Rubiáns (carrerera N-640 y el semáforo de Santa Plácida), donde los efectivos tuvieron bastante trabajo.

Aunque aún no se ha realizado una valoración del trabajo total de estos dispositivos de control, ya que tenían previsto continuar con este sistema durante la tarde de ayer, el trabajo de verificación de la mañana dio resultados sorprendentes.

En cuanto a la vulneración de las normas sanitarias por el COVID-19, los efectivos han detectado a vecinos de otros municipios que circulaban con sus vehículos por Vilagarcía sin tener una justificación para ello, a pesar del cierre perimetral de este concello por la alta incidencia de contagios.

Pero no solo fueron detectados visitantes del entorno, sino que también fueron interceptaron a dos madrileños por Vilagarcía quienes argumentaron que llevaban ya dos meses en esta ciudad.

Otras de las infracciones detectadas en estos controles se relacionan con las normas de tráfico. Fueron interceptados varios conductores sin carné de conducir y hasta uno que llevaba la ITV falsificada. También hicieron algún control de alcoholemia y de drogas a un conductor que trató de escapar del control.

Por otra parte, la obligada colaboración que las Policías Locales deben hacer a las fuerzas de seguridad del Estado para la realización de las labores de vigilancia y control de las normas previstas en el estado de alarma aumenta la carga aumenta la carga de trabajo de los guardias municipales. Para dar cobertura a las nuevas necesidades de forma adecuada y sin restar efectivos a las tareas propias, el gobierno local de Vilagarcía acordó contratar a cuatro auxiliares de policía durante el plazo de cuatro meses. La medida llega justo cuando acaba la ampliación de los contratos realizados a los 8 auxiliares contratados para la temporada de verano.

El acuerdo adoptado en la Xunta de Gobierno Local de esta semana se remitió a la Axencia Galega de Seguridade Pública para que envíen a los agentes que forman parte de su bolsa de profesionales que ya tienen superadas las pruebas pertinentes. La contratación de los auxiliares se hace de acuerdo al artículo 95 de la Lei de Coordinación das Policías Locais de Galicia, donde se prevé esta medida.

Además de garantizar la cobertura de estas nuevas demandas, los cuatro auxiliares reforzarán el resto del servicio tras la marcha de los auxiliares anteriores y para cubrir bajas por enfermedad o vacaciones del personal de la plantilla.

Compartir el artículo

stats