Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cuesta de enero más dura en la plaza

Las plazas de abastos están bajo mínimos en esta época del año.

Las plazas de abastos están bajo mínimos en esta época del año. M.M.

Los vendedores de las plazas de abastos saben que, tradicionalmente, enero es un mes duro. Lo que jamás se habían imaginado es que pudiera serlo tanto.

“Todos sabemos que después de las fiestas navideñas hay menos producto disponible en las lonjas y nuestros clientes ya no compran tanto pescado y marisco, por eso estamos acostumbrados a sufrir un bajón cada mes de enero”, manifiestan en el mercado municipal de abastos grovense.

"Pero lo que está sucediendo este año es realmente preocupante", aseguran las pescantinas mecas.

La plaza de abastos de Vilagarcía, esta mañana. M.M.

“Ayer era desesperante porque no había nadie comprando, y hoy va por el mismo camino”, explicaban en la plaza de Vilagarcía esta misma mañana.

En la de Cambados, por su parte, algunas vendedoras coincidían al señalar que “el miedo que tiene la gente a contagiarse y los cierres perimetrales nos están matando”.

Lo cierto es que todos los consultados apuntan que “hay menos gente que nunca comprando en las plazas”, que “las ventas están siendo pésimas” y que incluso hay vendedores que decidieron dejar de trabajar “porque son más los gastos que los ingresos”.

Compartir el artículo

stats