El cribado llevado a cabo el pasado fin de semana en la Praza da Peixería a unas 250 personas de la hostelería y comercio de Vilagarcía ha tenido como resultado dos positivos, según ha dado a conocer hoy el Sergas. No obstante ninguno de los casos de COVID ha sido detectado en profesionales de estos sectores, sino en dos de los familiares que se hicieron la PCR, pues en el cribado no solo participaron autónomos y trabajadores, sino también algunos de sus convivientes.

Desde Zona Aberta, su presidenta, Rocío Louzán, valora de forma positiva el resultado: "Teniendo en cuenta que las pruebas las hicimos después de las Navidades y con la que está cayendo, estamos contentos. Además no hay ningún positivo en gente que esté cara al público", valora la responsable de la asociación de comerciantes de Vilagarcía, entidad impulsora de este cribado.

En Pontecesures el Sergas también realizó PCR al comercio y hostelería. Fue el martes en el centro de salud del municipio, donde participaron el 91% de las personas citadas, es decir, un total de 195. El alcalde, Juan Manuel Vidal Seage, está a la espera de los resultados.

Con respecto a Valga, otro de los municipios con una elevada incidencia de coronavirus, hoy se realizará un cribado a trabajadores de varias empresas.