Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De Siberia o Groenlandia hasta O Grove para escapar del frío

O Grove es un paraíso para la ornitología.

O Grove es un paraíso para la ornitología. Juan Diéguez

En invierno pueden localizarse más de 13.000 aves acuáticas en el Complejo Intermareal Umia-O Grove y el Complejo Ons-O Grove, lo cual convierte a estos espacios en un observatorio único en Galicia y en uno de los templos ornitológicos más importantes de España.

Relacionadas

Es tal su poder de atracción que incluso puede recibir la visita de aves que, como la barnacla, realizan hasta 6.000 kilómetros en sus desplazamientos migratorios, como de nuevo se comprueba este invierno.

Precisamente la barnacla carinegra (Branta bernicla) es una de las especies “raras” o poco habituales descubiertas en los meses de noviembre y diciembre en la Reserva Ornitológica de O Grove, gestionada por el Concello y la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife).

Llama la atención a los ornitólogos y amantes de la naturaleza en general junto a otras especies tan llamativas como el tarro blanco (Tadorna tadorna), la garceta grande (Casmerodius albus) y el águila pescadora.

Aunque no son, ni mucho menos, las únicas destacadas, ya que en lo que va de invierno también se han visto en la bahía de A Lanzada y la zona intermareal de A Toxa y O Vao ejemplares de especies como el pato cuchara, silbón europeo, ánade rabudo, cerceta común, espátula común, garza real, garceta común, cormorán grande, aguilucho lagunero, ostrero euroasiático y chorlito dorado.

Ángeles Domínguez, la concejala grovense de Medio Ambiente, observando aves desde A Toxa. M. Méndez

Al igual que, a través del Proyecto de Inversión Ornitológica (PIO), fue posible localizar individuos de chorlitejo grande, zarapito trinador, zarapito real, aguja colipinta, correlimos tridáctilo, correlimos común, archibebe común, gaviota cabecinegra, gaviota cana, negrón común, colimbo chico, colimbo ártico, colimbo grande, págalo grande, arao común y alca común, entre otras especies.

Una concejalía dirigida por la edil socialista Ángeles Domínguez

De este modo “vuelve a quedar patente que la Reserva Ornitológica de O Grove no solo es la zona más importante para la invernada de aves acuáticas de toda Galicia, sino que es, también, uno de los espacios ornitológicos más destacados de todo el norte peninsular”, insisten en el PIO, la herramienta de promoción medioambiental de O Grove gestionada por la concejalía que dirige la edil socialista María de los Ángeles Domínguez Fernández.

Una bandada de barnacla carinegra en pleno vuelo. Jesús Menéndez

En este departamento hacen hincapié en la presencia de especies como la barnacla carinegra, un ave anseriforme (una variedad de ganso) que en épocas de cría ocupa el Ártico y densas áreas de Noruega, Groenlandia, Rusia, Canadá y Alaska.

Y aluden a este ganso porque cuando llega el invierno es capaz de recorrer 6.000 kilómetros hacia el Sur de Europa, la costa Atlántica de Estados Unidos y la costa pacífica norteamericana.

Dibujo de una barnacla carinegra.

Dibujo de una barnacla carinegra. Encarna González / PIO

Durante esos movimientos migracionales se observa desde hace unos años que algunos ejemplares se detienen a descansar y para alimentarse durante su vuelo hacia el continente africano, dándose el caso de que unos pocos, quizás demasiado agotados o a gusto en estas latitudes, deciden quedarse a pasar el invierno en los humedales de O Grove, antes de retomar el vuelo hacia sus zonas de cría en el norte, ya en primavera.

Colores característicos

Esta especie puede distinguirse fácilmente cuando aparece en la zona intermareal de A Lanzada, ya que dispone de pico, patas, cabeza, cuello, pecho y dorso anterior de color negro, con una pequeña mancha blanca a ambos lados del cuello.

El resto del plumaje es gris oscuro, con plumas cobertoras de la cola blancas y las partes inferiores en un tono gris pizarra.

O Grove es un paraíso para la ornitología. Juan Diéguez

Águila pescadora

Y si importante es su presencia, también lo es, aunque por otros motivos, la del águila pescadora (Pandion haliaetus).

Se trata de una especie rapaz que se encontraba extinta como reproductora en España continental desde los años ochenta, mientras que en Canarias e Islas Baleares está catalogada como “en peligro”, con una situación crítica en la cuenca mediterránea.

Se incluye en el Libro Rojo de las aves de España (2004) como “en peligro crítico” y aparece como “vulnerable” en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, tal y como detallan en SEO/BirdLife.

El águila pescadora, fotografiada en una de las expediciones del pesquero "Chasula", reconvertido en aula flotante de naturaleza. Juan Diéguez

La principal amenaza de esta majestuosa rapaz es la destrucción del hábitat, tanto de nidificación como de alimentación, la presión que ejerce sobre ella la gaviota patiamarilla y las molestias ocasionadas en las zonas de nidificación por los deportes náuticos, excursionistas y pescadores, según resalta la sociedad conservacionista.

¿Qué es el PIO?

El Proyecto de Inversión Ornitológica (PIO) de O Grove, se presenta como "un plan que aúna la conservación de la biodiversidad, la mejora del hábitat y el desarrollo sostenible. Impulsado por el Ayuntamiento de O Grove, cuenta con el respaldo de la Fundación Biodiversidad y la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia".

En la concejalía de Medio Ambiente detallan que "PIO es un nuevo modelo de desarrollo turístico, comprometido con el medio natural, solidario con el territorio y centrado en la sostenibilidad de los recursos".

Este proyecto "incluye actividades de formación y divulgación, pero también un plan de inversión que permitirá crear una infraestructura acorde a las necesidades del ornitólogo y totalmente integrada en el entorno".

Observación de aves en el barco "Chasula". Juan Diéguez

La garceta grande

De la garceta grande o garza blanca, otra de las “estrellas” de la Reserva Ornitológica, puede decirse que no es una especie habitual del Complejo Intermareal Umia-O Grove, aunque, con un poco de fortuna, cada invierno puede que aparezca algún que otro ejemplar.

Destaca por su inmaculado plumaje blanco y su tamaño, ya que puede medir hasta un metro de alto.

Aves fotografiadas desde el barco "Chasula". Juan Diéguez

Tiene un característico pico amarillo, que puede oscurecerse en época de cría, y unas patas negras que en ese período tienden a clarear.

Esta garza puebla el hemisferio norte y puede desplazarse hacia el sur en invierno, sobre todo cuando se presentan extremadamente fríos.

A bordo del "Chasula"

Independientemente de este censo informal elaborado en los dos últimos meses en la Reserva Ornitológica, no hay que perder de vista que la ría de Arousa recibe cada invierno otras muchas especies raras, como es el caso del pato havelda, llegado desde la remota Siberia y que junto al poco habitual zampullín cuellirrojo, puede considerarse como una de las más llamativas de cuantas suelen localizarse en la comarca, tanto desde tierra firme como en las expediciones a bordo del pesquero escuela “Chasula”.

En busca de delfines y aves pelágicas por Arousa Manuel Méndez

Cabe recordar que desde esta nave fue posible localizar hace justamente un año, en una sola mañana, tres especies de colimbos –chico, ártico y grande–, ejemplares de zampullín cuellinegro y zampullín cuellirrojo, de somormujo lavanco, pardela pichoneta, alcatraz, eider, porrón osculado, garza imperial, pardela cenicienta, garceta, paíño, gaviota cabecinegra y aguja colipinta.

Ejemplares de pato havelda. Juan Diéguez / Chasula

Mención especial merecen los avistamientos de zampullín cuellirrojo (Podiceps auritus), que inverna desde las islas Británicas y el mar del Norte hasta el entorno del mar Caspio y las costas de China y Japón, mientras que durante la época de cría se distribuye por Eurasia, el oeste de Norteamérica, Islandia, Noruega, Suecia, Dinamarca, Finlandia y Rusia.

En SEO/BirdLife detallan que en España el cuellirrojo solo está presente en invierno, “aunque siempre en muy bajo número, en la costa cantábrica, sobre todo en las marismas de Santoña, y de forma mucho más esporádica en Galicia y Cataluña”.

Negrón careto. SEO/BirdLife

El negrón careto (Melanitta perspicillata) es otra de las especies que, ocasionalmente, visitan O Grove. De hecho, hace tres años fue localizado un ejemplar en la bahía de A Lanzada.

Puede distinguirse porque “a diferencia del negrón especulado, el careto carece de blanco en las alas; los machos lucen un pico con manchas naranjas, blancas y negras y exhiben amplios parches blancos sobre la frente y la nuca, mientras que las hembras presentan dos áreas pálidas en la cara, separadas por otra oscura que desciende del ojo, y las adultas tienen, con frecuencia, la nuca blanquecina”, detallan en PIO y SEO.

De aparición relativamente frecuente en el noroeste de Europa, sobre todo en el norte de las Islas Británicas, Escandinavia y Finlandia, esta anátida que se reproduce en Alaska y el norte de Canadá es similar al negrón común, aunque con un pico mucho más abultado.

Un morito visto en el espacio intermareal de A Lanzada. PIO

En el PIO abundan en ello para animar a la población a disfrutar de estas especies raras y otras algo más abundantes, como es el caso de los negrones comunes (Melanitta nigra), patos marinos buceadores que suelen moverse en grupos compactos en la bahía de A Lanzada.

Negrón careto, morito y barnacla cariblanca

El negrón careto, por cierto, puede medir hasta 55 centímetros de longitud y 92 de envergadura. Pasa el invierno en aguas marinas poco profundas, alimentándose principalmente de moluscos que captura buceando.

Es una de las especies menos habituales de la Reserva Ornitológica, donde hace unos años incluso se descubrió un morito (Plegadis falcinellus); una especie zancuda muy poco común en Galicia de tamaño medio, con cuello y patas largas y pico largo y curvo, que presenta un plumaje pardo rojizo apagado.

Al igual que se localizaron ejemplares de barnacla cariblanca (Branta Leucopsis) y un ejemplar de Melanitta deglandi stejnegeri, una subespecie de la familia de los negrones tan rara que ni siquiera tiene nombre en español.

Estas y otras muchas especies “raras” comparten protagonismo en la Reserva Ornitológica con otras mucho más frecuentes y conocidas, como es el caso de los vuelvepiedras (Arenaria interpres), correlimos tridáctilo (Calidris alba) y común (Calidris alpina), chorlitejo grande (Charadrius hiaticula), el chorlito común (Pluvialis squatarola), zarapitos y agujas.


Promocionan una ruta ornitológica por la costa norte, cerca del casco urbano

Hoy mismo el PIO daba a conocer una oferta de ocio y medio ambiente perfectamente compatible con los tiempos de pandemia que corren. Se trata de "una ruta para observar aves cerca del núcleo urbano".

En Medio Ambiente sostienen que es "sencilla y cómoda" y que puede hacerse a pie. "Transcurre por la zona marítima de la costa norte del municipio meco y es un paseo con una duración aproximada de una hora en el que podremos observar un mínimo de veinte especies de aves", relata el PIO.

Ejemplares de gaviota cana, ostrero euroasiático y correlimos tridáctilo. G. Ferreiro / PIO

Se recomienda utilizar "prismáticos y una sencilla guía de aves, aunque si no los tenemos, la simple vista también vale".

La idea es partir desde la lonja siguiendo el paseo de Lordelo. "Desde aquí, entre las rocas costeras y en el mar, apuntaremos las primeras gaviotas: reidoras, patiamarillas, alguna sombría y también cormorán grande o charrán patinegro, que descansa en los roquedos", señala el PIO.

Algunas de las aves que pueden encontrarse en O Grove.

Algunas de las aves que pueden encontrarse en O Grove. PIO

De este modo "llegaremos a la ensenada de Terra do Porto y podremos observar los limos del intermareal, por donde las limícolas merodean". Entre ellos el andarríos chico, vuelvepiedras común, correlimos común, chorlitejo grande, archibebe claro y zarapito trinador.

"No debemos perder de vista las gaviotas de esta ensenada, pues entre el bullicio de las reidoras seguro que habrá gaviotas cabecinegras o las escasas gaviotas canas que atareadamente levantarán algas para alimentarse de las criaturas que viven debajo", explica el Concello, de manera muy gráfica.

Aves "urbanas" de O Grove. PIO

A lo que añade que "llegando al final del paseo de la ensenada atravesaremos un tramo entre callejuelas donde nos fijaremos en las aves urbanas, como gorriones, urracas y tórtolas, antes de llegar de nuevo a la costa para seguir por la senda litoral paralela a las playas de Rons" y, con suerte, toparse ejemplares de lavandera blanca, garceta común, ostreros euroasiáticos y cormoranes moñudos.

"Para finalizar recorreremos el tramo de Porto dos Padroneses, donde nos sorprenderemos con los ánades azulones, garza real o gavión atlántico"

Antes de llegar a la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Laxe de Rons-Ostreira y "observar la zona húmeda por la que se mueven el petirrojo europeo, el mirlo, paloma torcaz, corneja negra o el cernícalo vulgar"

Compartir el artículo

stats