Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La propuesta de un concurso de vídeos desconcierta a las comparsas grovenses

La comparsa grovense Leña Verde. |  // IÑAKI ABELLA

La comparsa grovense Leña Verde. | // IÑAKI ABELLA

Las comparsas de O Grove están desconcertadas. Algunas no entienden la propuesta realizada por el Concello, en el sentido de organizar un concurso de vídeos para suplir el festival que se celebra cada sábado de carnaval en el pabellón polideportivo de Monte da Vila. Otras critican abiertamente la idea, por entender que se presta a la manipulación. Y no faltan las que definen la idea como “una ocurrencia de un par de iluminados que debe caer en saco roto, pues de lo contrario supondría un gasto absurdo para las arcas municipales en tiempos de pandemia sin ofrecer las mínimas garantías de transparencia”.

Como se avanzaba el jueves en la edición digital de FARO DE VIGO, después de la reunión mantenida en el consistorio, el gobierno socialista de O Grove planteó esta posibilidad a los miembros de las diferentes murgas locales –no todas–, algunas de las cuales mostraron inmediatamente sus dudas respecto a este proyecto cultural.

Ayer abundaban en ello diciendo que hay comparsas, entre ellas algunas de las que están consideradas como más importantes del Entroido, que ya confirmaron que no van a participar, pues entienden que “este concurso de vídeos es un auténtico despropósito”.

No dan crédito

Lo cierto es que algunos responsables de estas formaciones no dan crédito a la propuesta y sugieren que “los responsables de Cultura tardaron en reaccionar, pues ya se sabía que el carnaval no iba a celebrarse, y sin embargo esperaron al último momento para proponer este concurso de vídeos, con apenas un mes de margen”.

También los hay que apuntan que, a causa de la pandemia, “es imposible que los miembros de las comparsas se reúnan para ensayar”.

Mientras que otros matizan que tampoco es posible reunirse para preparar los disfraces o las coreografías”.

Pero eso no es todo. Hay quien considera que “se producirían agravios importantes, ya que algunos pueden tener acceso a gente o estudios especializados en vídeos, música y sonido, mientras que otros tendrían que hacer sus composiciones de forma rudimentaria”.

Por si fuera poco, “en los estudios pueden trucarse muchas cosas, como los instrumentos, las voces y todo lo demás, por lo que estará adulterando el concurso”.

Noemí Outeda

Como se avanzaba el jueves, fue la concejala de Cultura, Noemí Outeda, la que convocó a los representantes de las comparsas para exponerles la idea de un concurso de vídeos con el que compensar la desaparición del festival de murgas.

Nada había trascendido oficialmente pero inmediatamente se supo que Cultura se disponía a entregar las bases del concurso y que estaría dotado con una asignación económica de 470 euros para cada formación, de tal forma que les quedarán “400 euros limpios”. Como también se dio a conocer que el mejor vídeo se llevaría, asimismo, la Bandeira do Entroido.

Compartir el artículo

stats