Con el comienzo de un nuevo año es momento de que los diferentes gobiernos diseñen su estrategia y determinen sus prioridades, especialmente en el caso de aquellos que gozan de mayoría absoluta, ya que, a la postre, son los que más libertad van a tener para llevar a cabo sus propuestas y desarrollar su programa electoral. Es lo que sucede en O Grove con el PSOE de José Antonio Cacabelos Rico. Pero disponer de una abrumadora mayoría, como en este caso, también conlleva un extra de obligaciones, ya que el ejecutivo de turno se queda sin disculpas para llevar a cabo acciones tan trascendentales como un Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM).

–Una vez terminado 2020 puede decirse que O Grove acumula otro año sin PXOM. ¿Para cuándo?

–Esperamos que muy pronto. De hecho, nuestra intención es someterlo a aprobación provisional del pleno de la Corporación en marzo. Lógicamente, es nuestra gran prioridad, aunque no resulte nada sencillo hacerlo realidad.

–No parece tan complicado, sobre todo cuando, como sucede en O Grove, el proceso de redacción comenzó hace tantos años...

–Es mucho más complicado de lo que cualquiera puede imaginar. Tanto que no me extraña que en Galicia la mayoría de los Ayuntamientos carezcan de este documento o no lo tengan adaptado a la Lei do Solo.

"Creo, y vuelvo a recurrir a la Xunta para que intente solucionarlo, que es necesaria una simplificación total y absoluta de los trámites porque es del todo ingestionable"

José Cacabelos - Alcalde de O Grove

–¿Tan difícil es? ¿A qué se refiere?

–Es prácticamente una aventura que hace casi imposible sacarlo adelante. Nosotros llevamos años trabajando en ello y desde 2015 casi no hubo una semana o un mes en el que no hiciéramos algo, y tengo que decir que es un proceso agotador. Creo, y vuelvo a recurrir a la Xunta para que intente solucionarlo, que es necesaria una simplificación total y absoluta de los trámites porque es del todo ingestionable; algo casi imposible de conseguir.

El alcalde grovense. Noé Parga

–Pero si ustedes habían dicho que ya todo estaba encauzado...

–Y así era. Desde enero de 2020 el equipo redactor tiene entregada toda la documentación. Y son más de diez tomos, porque un PXOM no solo son esos planos que todos vemos, sino que hay mucha más documentación que elaborar para poder llevar a pleno su aprobación. Insisto en que durante todo 2020 hemos trabajado duro para cumplir todo lo que la ley pide, y sobre todo para disponer de los informes de Urbanismo y Secretaría, que son indispensables antes de la aprobación provisional. Y finalmente en la última semana de 2020 conseguimos completar ese trámite interno.

"Durante todo 2020 hemos trabajado duro para cumplir todo lo que la ley pide, y sobre todo para disponer de los informes de Urbanismo y Secretaría"

–Es decir, que ya está resuelto el problema.

–En absoluto, y de ahí nuestro desconcierto. Resulta que cuando creíamos que por fin podríamos llevar el PXOM a pleno se han revisado todos los informes preceptivos y obligatorios antes de hacerlo, y ahora se detecta por parte de Secretaría que falta un informe sobre instalaciones y equipamientos de hidrocarburos, gas natural y energía eléctrica. Sin ese informe preceptivo no se recomienda aprobarlo porque nos lo pueden tumbar a posteriori.

–Pues que manera de marear la perdiz... ¿Y ahora?

–Hay que solicitar ese informe y hay que remitir el expediente a la Delegación del Gobierno, que tiene un plazo máximo de dos meses para resolver. Hasta que no tengamos ese informe no se puede llevar a pleno.

"Considero que no habrá problema para llevar el PXOM a pleno en marzo"

–¿Qué plazos baraja?

–Se solicitó el pasado 29 de diciembre, por lo que considero que no habrá problema para llevar el PXOM a pleno en marzo.

–Pues si que parece complicado todo esto...

–Lo es. Este informe en concreto es solo uno, pero hemos tenido que tramitar más de una veintena, realizando gestiones con todo tipo de organismos y soportando una espera media de dos o tres meses antes de recibir contestaciones. A veces incluso más, porque los informes de Portos de Galicia y de Patrimonio de la Xunta tardaron cuatro años. Por eso es desesperante ver que ahora que teníamos todo listo para llevar el asunto a pleno aparece que falta un informe más.

José Cacabelos. FdV

–Sin duda, muchos vecinos y empresarios desearán que este sea el último obstáculo y que el PXOM salga adelante de una vez por todas.

–Ya sé que los vecinos quizás no lo entiendan, pero insisto en que es un proceso muy complejo. Espero que no se produzcan más sorpresas y que cuando tengamos todo listo para llevarlo a pleno en marzo no aparezca otro informe que buscar, ya que insisto en que el PXOM es la prioridad total y absoluta de este gobierno, por muy agotador que resulte sacarlo adelante. A este respecto debo decir que o se genera una voluntad de la Xunta de Galicia, Ayuntamientos y Fegamp para simplificar las gestiones del PXOM, o seguirá siendo una empresa prácticamente inabordable que no puede llegar a buen puerto.

Un pleno telemático de la Corporación municipal. FdV

"Nuestra prioridad es aprobar cuanto antes el presupuesto municipal, pero tampoco será sencillo"

–Además del PXOM, ¿hay alguna otra prioridad para su gobierno este año?

–Por supuesto. La primera es aprobar cuanto antes el presupuesto municipal. Pero tampoco será sencillo. De hecho, este año y el que viene tendrán una muy difícil financiación. El martes pasado ya iniciamos los primeros análisis del documento económico con la intención de llevarlo al pleno del mes que viene y que no ocurra lo del año pasado, cuando no pudimos aprobarlo hasta octubre, lo cual dificulta muchísimo la gestión.

–¿Qué quiere decir con eso de que espera una difícil financiación?

–Tenemos muchos gastos comprometidos, pero los ingresos no van a subir. Por eso aventuro problemas serios en cuanto a gestión de las arcas municipales.

"La atención domiciliaria constituye un gasto que se está incrementando año a año"

–¿Puede concretar más?

–Me refiero al servicio de asistencia a domicilio. Esta atención a las familias constituye un gasto que se está incrementando año a año y que, además, plantea una dificultad añadida en O Grove, ya que este año tenemos que sacar la gestión nuevamente a concurso. Una de las bases es el precio por hora que se paga a la concesionaria por los servicios prestados, es decir por todo el personal que va a atender a las diferentes familias. Es un servicio vinculado a la ley de dependencia por el cual la Xunta aprueba o reconoce el servicio y el número de horas que da a cada usuario. Y después nosotros tenemos que gestionar. El problema es que este año la Xunta ya ha reconocido 600 horas más, y estamos atendiendo prácticamente a unas cien familias.

El alcalde, en el centro, junto a representantes del PP, vecinos y el cura de San Vicente.

El alcalde, en el centro, junto a representantes del PP, vecinos y el cura de San Vicente. FdV

–¿Cuál es la dificultad?

–Pues que a más horas, mayor es el coste para el Concello, que estaba pagando a 13 euros la hora, porque la concesión es de hace unos años. Pero ahora que hay que renovar este servicio vemos que en otros Concellos lo están sacando a16 o 17 euros la hora. Por tanto, ya prevemos que, como mínimo, se incrementará en 3 o 4 euros el coste por hora de servicio de asistencia a domicilio, y con 600 horas más cada mes. Esto supone que el coste del servicio de asistencia domiciliaria se va incrementar en O Grove este año en torno a los 200.000 euros, y hay que recordar que destinamos anualmente al mismo 450.000 euros.

"El coste del servicio de asistencia domiciliaria se va incrementar en O Grove este año en torno a los 200.000 euros, y hay que recordar que destinamos anualmente al mismo 450.000"

–¡Y no salen las cuentas!

–Claro que no, porque habrá que disponer, como mínimo, de entre 200.000 y 300.000 euros más, porque a lo largo del año la Xunta sigue reconociendo horas. Vamos a suponer que este año cerramos la concesión en 16 euros la hora. De esa cantidad la Xunta pone 9,75 euros y algún usuario, dependiendo de la renta, contribuye con 2 euros al mes. Así llegarían a 11,75, y hasta los 16 euros, es decir casi 5 euros, es lo que tiene que poner el Concello. El problema es que la Xunta aporta 9,75 desde hace 15 años. Y claro, hace unos años cubría el 80%, pero a día de hoy sigue poniendo exactamente lo mismo y el coste se ha ido incrementando, siendo casi imposible de asumir a nivel municipal. En definitiva, que es un servicio que tendría que estar financiado por la Xunta y no es competencia municipal, pero como ocurre muchísimas otras áreas son servicios que como hay que darlos a los vecinos los acabamos asumiendo los Concellos. Hoy en día es un servicio que se puede llevar perfectamente en torno al 6% de nuestro presupuesto, por lo que cabe preguntarse cómo vamos a asumir esos 200.000 euros a mayores.

El alcalde socialista de O Grove.

El alcalde socialista de O Grove. FdV

"Los ingresos son los que son y nadie quiere subir impuestos, por lo que cada vez tenemos que afrontar más gastos sin recursos suficientes"

–Lo que quiere decir, básicamente, es que no hay dinero.

–Los ingresos son los que son y nadie quiere subir impuestos, por lo que cada vez tenemos que afrontar más gastos sin recursos suficientes. Hay que tener en cuenta que las aportaciones del Estado y la Xunta tampoco suben, e incluso nos anuncian que los próximos años van a verse rebajados el Fondo de Cooperación Local y los ingresos procedentes de Madrid, de ahí que este año y el que viene vayan a resultar complicados para la gestión municipal.

Te puede interesar:

–¿Qué propone para subsanarlo?

–Vuelvo a reclamar que se delimiten claramente las competencias municipales y las autonómicas, para lo cual la Xunta de Galicia debe cambiar la estrategia que está siguiendo estos últimos años, pues no puede seguir aprobando leyes a nivel autonómico para que después sean desarrolladas y financiadas a nivel municipal, ya que esto genera un desfase que difícilmente vamos a poder asumir los Concellos. Creo que es necesaria una revisión del Pacto Local en Galicia y creo que es fundamental que la Xunta empiece a colaborar en la financiación de determinados servicios, sobre todo cuando tienen más competencia autonómica que local.