El Ayuntamiento de Meis inició ayer los trabajos de ensanche de la pasarela que salva el arroyo de Ai, en la parroquia de San Lourenzo de Nogueira. La obra durará unas dos semanas, y durante ese tiempo permanecerá cortada al tráfico la carretera que comunica los lugares de Brea y Seixo con A Cabada, Ladrido y Ai. El corte afectará también a la última parada del transporte escolar de Ai, lo que provoca cambios en los horarios de recogida y llegada de los niños.

El Ayuntamiento está ensanchando la pasarela con nuevas piezas de hormigón. Además de hacer un paso más ancho y cómodo para los vecinos, con estas obras se pretende acabar con un antiguo problema. Y es que hasta ahora, cuando llovía demasiado, el arroyo crece de tal manera que complica mucho la circulación por la carretera, hasta el extremo de que los vecinos de Ai no son capaces de cruzar el puente y tienen que dar un rodeo de varios kilómetros.