El comité clínico ha acordado incluir a Vilagarcía, A Illa, Vilanova, Valga y Pontecesures en el listado de los 60 concellos gallegos que desde el viernes y durante las próximas semanas estarán en el nivel máximo de restricciones, lo que implica el cierre perimetral individual de cada municipio, funcionamiento de la hostelería exclusivamente en terraza y hasta las 18.00 horas, clausura de los establecimientos de juego y reducción del aforo de los centros comerciales en un 30%.

Por el contrario, los ayuntamientos de la comarca que estaban hasta ahora en el nivel máximo de restricciones COVID, como son Cambados, O Grove y Sanxenxo, bajan al medio-alto y dejarán de estar cerrados perimetralmente. La hostelería de estas localidades podrá empezar a trabajar en interior con un aforo del 30% (y en terraza seguir con un 50%). Meaño se mantiene en el nivel medio-alto, pero también recupera la movilidad, por tanto sus vecinos podrán entrar y salir con libertad del municipio.

Con respecto a Meis, Ribadumia y Catoira, permanecerán sin cierre perimetral pero verán disminuidos los aforos de la hostelería: en interior del 50% al 30% y en terraza del 75% al 50%.

Todos los comercios de Galicia tendrán como hora límite de cierre las 21.30 horas y las reuniones, tanto públicas como privadas, se limitan a un máximo de cuatro personas. El toque de queda se adelanta de las 23.00 a las 22.00 horas en toda la comunidad autónoma.