Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Autoescuelas de Vilagarcía resisten al COVID con un leve descenso de alumnos

Una práctica de moto ayer en O Pousadoiro. |  // NOÉ PARGA

Una práctica de moto ayer en O Pousadoiro. | // NOÉ PARGA

El circuito de destreza en el polígono de O Pousadoiro. | // NOÉ PARGA

Las autoescuelas de Vilagarcía capean el temporal de la crisis sanitaria con una afluencia aceptable de alumnos. Es el caso de Umia, un negocio que ha apreciado “poca variación” en el número de matriculados desde que el coronavirus irrumpió en la sociedad con una pandemia mundial que ha obligado a tomar medidas inéditas y drásticas. También la autoescuela “Sí, puedo” reconoce que el volumen de trabajo está siendo bueno desde que reabrió el pasado mes de junio después de tres meses cerrada a consecuencia del estado de alarma decretado por el COVID.

No opina lo mismo Manuel Portas, de Sálvora, puesto que cifra el descenso de la actividad en el sector en torno al 50%. “No solo en mi centro, sino en general”, matiza. Apunta este veterano profesional de la conducción que la docencia presencial es una opción que están siguiendo menos alumnos que antes del estallido de la pandemia. “Viene menos gente a clase a hacer test y no es lo mismo la formación en la autoescuela que en casa”, considera Portas.

El aforo de las aulas puede estar ocupado a un máximo del 50%. Desde la autoescuela Umia indican que hay matriculados que siguen prefiriendo las clases presenciales mientras que otros se decantan por la formación a distancia. “Hay de todo”, resume.

Entre el alumnado de las autoescuelas de Vilagarcía no solo hay personas residentes en la ciudad, sino que también proceden de municipios vecinos. “Les hacemos un certificado y no hay ningún tipo de problema de movilidad”, comenta Manuel Portas en alusión al cierre perimetral que continúa vigente en la capital arousana.

En cuanto a las prácticas, también han cambiado sensiblemente debido al COVID. Algunos centros recomiendan a sus alumnos que junten dos prácticas en una misma jornada para evitar subirse al coche de la autoescuela diariamente, lo que incrementa las labores de limpieza y reduce el tiempo de la clase. “Aunque no hay un límite fijado, no van los coches llenos. Habitualmente solemos llevar a dos alumnos: uno conduce y otro va detrás, además del profesor que va en el asiento del acompañante”, apuntan desde Umia.

Francisco Cereijo, director de “Sí, puedo”, sostiene que en su caso “llevamos como máximo a tres alumnos más el profesor”. “La gente se ha tomado bien las medidas de seguridad y no podemos quejarnos de trabajo. En 2020 tuvimos algo menos que el año anterior, pero teniendo en cuenta que estuvimos tres meses cerrados, está bien”, valora Cereijo. De hecho la empresa proyecta abrir un nuevo centro en Pontevedra.

El carné de motocicleta continúa en auge y no solo se animan a sacarlo jóvenes, sino que los alumnos tienen edades que oscilan entre los 18 y más de 60 años. “Hay opositores o gente que quiere la moto para ir a trabajar”, explica Cereijo.

Seis centros se reparten los días en O Pousadoiro como circuito de prácticas

La junta de gobierno local del Concello de Vilagarcía aprobó ayer los horarios a los que deben ceñirse las autoescuelas autorizadas a utilizar una parte del polígono industrial de O Pousadoiro como circuito de aprendizaje. Hasta ahora había dos centros que hacían prácticas en el parque empresarial pero debido al interés suscitado entre más negocios de la ciudad, el Ayuntamiento ha elaborado un calendario, de forma que cada autoescuela podrá disfrutar en exclusiva del circuito un determinado día de la semana (de lunes a viernes). Son cinco autoescuelas (Santa Eulalia, Umia, A dos ruedas, Sálvora y Pintos) y un centro de formación (el de Sálvora), que tiene asignados los sábados. Fuentes municipales señalan que la zona del circuito está vallada para evitar que sea ocupada por camiones ajenos a las autoescuelas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats