Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Protectora rechaza en esta época más ofertas de adopción para evitar abandonos

La organización que gestiona el albergue e animales de Pinar do Rei advierte de que una mascota no es un juguete, y que quien la acoja debe cuidarla durante el tiempo que viva

Unos cachorros del albergue de Pinar do Rei que buscan un hogar.

Unos cachorros del albergue de Pinar do Rei que buscan un hogar.

La Protectora de Animales de Vilagarcía que dirige un equipo liderado por Ángeles Cifuentes, ha decidido controlar especialmente las adopciones en la época festiva con el fin de evitar que se produzcan más abandonos dentro de unas semanas. Por este motivo, a pesar de recibir más solicitudes en la época de Navidad y de Reyes para hacerse con alguno de los cachorros acogidos en el albergue de Pinar do Rei, los miembros de esta agrupación han tenido que rechazar varias por no estar suficientemente motivadas en el cuidado de los animales.

El último perro que acogió la Protectora.

El último perro que acogió la Protectora. IÑAKI ABELLA

Por experiencia, el equipo de la Protectora desconfía de las peticiones para llevarse un cachorrito de determinadas características y para regalar en la víspera de Reyes.

“Lo primero que preguntamos es si toda la familia está de acuerdo en la adopción del animal, porque es una responsabilidad que se adquiere por al menos 15 o 20 años. Son seres vivos que necesitan cuidados y atenciones. Los perros y gatos que salen del albergue están desparasitados, vacunados, con garantías sanitarias y llevan microchip, por lo que si se abandonan podemos saber quien lo hizo”, destaca Ángeles Cifuentes.

Dos de los gatos acogidos en el albergue. IÑAKI ABELLA

En la actualidad, en el albergue de Pinar do Rei hay unos 180 perros y 130 gatos. El último de los acogidos es un perrito negro, de raza pequeña, sin microchip que fue encontrado en muy mal estado y actualmente está curándose.

También hay muchos gatos jóvenes, de 5 o 6 meses, que pueden entregarse en adopción, pero en los últimos días han llegado personas buscando gatitos “bebés”, lo que supone un riesgo de que en poco tiempo sean devueltos o abandonados. “Pedimos responsabilidad a los adoptantes; un animal no es un juguete que puede dejarse a un lado cuando ya no tenemos ganas de seguir jugando”, aclara.

Compartir el artículo

stats